Al menos 69 muertos por la furia del volcán de Fuego en Guatemala

Se calculan que 1,7 millón de personas han sido afectadas por la catástrofe asola el sur del país. Tres aldeas con comunidades han desaparecido bajo toneladas de ceniza.

Socorristas reanudaron ayer la búsqueda de desaparecidos tras la potente erupción del volcán de Fuego en Guatemala, que dejó al menos 69 muertos y millones de evacuados y afectados.

“Las acciones de búsqueda, localización y rescate de personas se inició, se conformaron 6 grupos interinstitucionales desde el sector de (la comunidad) El Rodeo”, en el departamento sureño de Escuintla, dijo a periodistas el vocero de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), David de León.

Un nuevo balance dado a conocer por Conred indica que la fuerte erupción dejó más de 69 fallecidos, 46 heridos, 3.265 evacuados y 1.364 albergadas en los departamentos de Escuintla (sur) y Sacatepéquez (oeste), que junto al de Chimaltenango (oeste) son los tres más afectados por la erupción del coloso el domingo.

El domingo, el volcán registró una devastadora erupción al expulsar columnas de ceniza y rocas, que también provocó el cierre temporal de las operaciones en el único aeropuerto internacional de Ciudad de Guatemala.

El presidente del país, Jimmy Morales, que decretó tres días de duelo y estado de calamidad en los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, visitó ayer la zona devastada y albergues.

Los rescatistas se movilizan entre la desolación por las casas destruidas y plantaciones completamente calcinadas por la furia que desató el volcán, de 3.763 metros de altura y a 35 km al suroeste de la capital.

La tragedia se produjo al filo de las tres de la tarde del domingo (hora local) cuando una avalancha de lava volcánica, piedras y lodo se precipitó sobre varias comunidades ubicadas en las faldas del cráter. No todos lograron escapar. Familias completas quedaron atrapadas en sus humildes viviendas. Otras en una iglesia evangélica, donde asistían a la misa dominical. Algunos cuerpos, como el de una mujer embarazada, quedaron calcinados bajo las expulsiones volcánicas.

Entre los heridos considerados como “muy graves” se encuentran cuatro niños con quemaduras de tercer y cuarto grado. Por lo menos uno de ellos sobrevive con respiración asistida. No es fácil establecer una cifra de heridos, porque cambia con el paso de las horas, mientras se desvanece la esperanza de encontrar a más supervivientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>