Apuñaló a una madre porque sus hijas no eran amigas

Ocurrió en la ciudad de 9 de Julio. Terrible ataque de una mujer en un colegio, que a su vez agredió a una de las máximas autoridades de la institución. 

Resolver las diferencias a puñaladas. Esa la enseñanza que recibió una niña por parte de su madre, quien apuñaló a otra mujer porque la hija de ésta no mantenía una relación amistosa con la suya. El aberrante episodio tuvo lugar en las inmediaciones de una escuela de la localidad bonaerense de 9 de Julio, donde también fue agredida una de las máximas autoridades de la institución.

La agresora fue detenida mientras que a su pequeña le brindan asistencia pedagógica en el colegio para superar semejante tormento. Alrededor de las 8, justo en el horario de ingreso de los alumnos del nivel primario a la Escuela N° 52 de 9 de Julio, irrumpió una mujer en forma intempestiva, exigiendo la presencia de la directora.

Las autoridades de la Escuela N° 52 se encargaron de asegurar la continuidad escolar de la hija de la imputada y de brindarle contención psicopedagógica,

La demandante es madre de una niña que concurre al tercer grado y que pretendía solucionar a los gritos y con métodos violentos la no muy buena relación que su hija tiene con una de sus compañeras. El comportamiento alterado implicó la intervención de otra madre y de la directora, tratando de calmarla palabras mediante.

Pero el intento fue en vano y cuando se pararon frente a ella para detener su marcha hacia el interior del colegio, se desencadenó un forcejeo, que culminó con agresiones de la enfurecida mujer hacia las otras dos. Por si fuera poco, al advertir el incidente, se identifica en el lugar la mamá que la atacante buscaba en el recinto.

Entonces, extrajo un arma blanca y le asestó dos puñaladas, que le provocaron una herida en el brazo y otra en el cuello. Desesperados, los directivos convocaron al personal policial, que arribó en pocos minutos y procedió a la detención de Marcela San Julián, de 35 años. Al mismo tiempo, Valeria Arman, de la misma edad, fue trasladada a un hospital cercano, donde se encuentra fuera de peligro.

San Julián, por su parte, permanece apresada, acusada de «lesiones agravadas». Mientras tanto, las autoridades de la Escuela N° 52 se encargaron de asegurar la continuidad escolar de la hija de la imputada y de brindarle contención psicopedagógica, para enseñarle que los problemas y las diferencias no se resuelven con violencia, como lo hizo su propia madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>