Argentina rumbo al Mundial Russia 2018

El capitán de la selección menciono que: “Hacer un buen Mundial sería estar entre los cuatro mejores”, dijo Messi, sobre lo que espera de Argentina.

Lionel Messi consideró que “un buen Mundial” para el seleccionado argentino “sería estar entre los cuatro mejores” del certamen que se llevará a cabo en menos de un mes en Rusia, a la vez que lamentó que en el país el equipo “no sea valorado” y se trate a los futbolistas como “‘cagones’ o ‘pecho fríos’”.

“Hacer un buen Mundial sería entre los cuatro mejores. Argentina, mínimamente, merece estar ahí por la historia que tiene”, expresó Messi en una entrevista con TyC Sports. Desde su casa en Barcelona, La Pulga agregó que “costó muchísimo llegar hasta esa instancia” en el último Mundial de Brasil 2014 pero que tienen que “volver a estar ahí”.

“Somos los primeros que queremos ganar por el hecho de haber estado tres finales y no haber ganado ninguna. Es un peso que llevamos nosotros mismos y que deseamos superar, un deseo de todos los que venimos esta última década o llevamos tiempo en la Selección”, amplió el capitán que se prepara para disputar su cuarto Mundial seguido desde Alemania 2006.

En esta oportunidad, lo jugará bajo las órdenes de Jorge Sampaoli, a quien Messi catalogó como una persona que “todo lo que hace lo vive con intensidad”.

Su herida de perder la final de Brasil 2014 todavía no cerró, por tanto confesó que si pudiera cambiar algo de ese partido hubiera sido su definición que se apenas al lado del palo izquierdo del arco alemán. “Viendo el video me dí cuenta que no le pegué bien. Me gustaría volver a tener esa situación”, deseó. “Sólo en Argentina pasa que un equipo que llegó a tres finales no sea valorado. En cualquier otro lugar sería valorado pero nosotros somos ‘cagones’ o ‘pecho fríos’”, apuntó.

En cuanto a lo personal, el crack rosarino afirmó que su “objetivo no es ser el mejor de la historia” sino que quiere superarse a sí mismo cada temporada.

“No me interesa ser el mejor de la historia, no me lo propuse nunca. Cada vez que empieza un año intento superarme, ganar todo y dar el máximo para mis compañeros. No me cambia nada ser el mejor de la historia”. afirmó. Y, en esta línea, agregó: “quiero superarme siempre y no compito con nadie porque no juego para ser el mejor de la historia. Cuantos más títulos gane al final de la carrera, mejor. Y, obviamente, ganar con la Selección sería lo máximo porque no se nos dio”.

Por otro lado, el crack reafirmó su compromiso con Barcelona de España, al asegurar que no necesita irse “a otro equipo para demostrarle nada a nadie. A la hora de decidir es muy difícil salir de Barcelona”.

El viaje a Italia

Una imagen en una red social con la etiqueta de una ubicación. Esa fue la puerta de entrada a un secreto que permanecía oculto. Messi estuvo en Italia, más precisamente en Sacile, para visitar a su nutricionista, ese que le cambió el metabolismo hace unos años y que es consulta frecuente del argentino cuando tiene un tiempo libre. El pasado fin de semana La Pulga no fue convocado para el partido frente a Levante, donde el campeón de

España perdió el invicto. Lejos de quedarse descansando, aprovechó ese tiempo para recorrer los casi 1.300 kilómetros entre Barcelona y Sacile, en la provincia de Pordenone, muy cerca de Venecia.

Allí Messi fue a ver al doctor Giuliano Poser, aquel al que acudió por consejo de Martín Demichelis tras la final perdida en Brasil. Cuatro años después, Leo ya ve los resultados en su físico: disminuyó la cantidad de lesiones, esas que hace unos años eran recurrentes. La visita se dio a un mes del Mundial de Rusia.

Ninguna de las partes lo hizo público; fueron dos fotos subidas por un usuario a Instagram las que evidenciaron su presencia en Italia. El lunes, Fabio Furlan registró su ubicación en Sacile en las imágenes en las que se ven al pequeño Emanuele, con su abuelo, y a Pippo, agarrado con fuerza a una pelota del Barsa, en un restaurante en el que coincidieron con el mejor jugador del mundo.

Su agenda rumbo a Rusia. En la última visita que le hizo a Barcelona, Sampaoli le pidió a Lionel Messi que dosificara sus esfuerzos. Leo acumula 2.973’ jugados por la Liga, más 783’ por Champions, otros 509’ por Copa del Rey, más 180’ por los dos partidos de la Supercopa de España: un total de 4.445 minutos.

Por eso, seguramente, el DT de la Selección respiró aliviado cuando vio que Valverde no lo incluyó entre los convocados para enfrentar a Levante. Ahora bien, aún le quedan compromisos hasta el 16 de junio, marcado en rojo en el calendario por ser el debut de Argentina en el Mundial.

Ayer el equipo catalán viajó a Sudáfrica. ¿Por qué? Hoy (a las 13.15 de Argentina), el campeón de España jugará en Johannesburgo contra el Mamelodi Sundowns, el líder de la liga sudafricana, por el centenario del nacimiento de Nelson Mandela. Y Barcelona se comprometió a ir con sus figuras.

Tras el amistoso, el plantel retornará a Catalunya y mañana se entrenará en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. El equipo tendrá libre el viernes y se reencontrará el sábado para la última práctica antes del último partido de la temporada, el domingo contra la Real Sociedad en el Camp Nou, en la despedida de Andrés Iniesta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*