Castigó a su hijo a cinturonazos porque se quedó dormido en la Iglesia

Fue en Santiago del Estero. El agresor ya había sido excluido del hogar por violento, pero violó la restricción.

Un agricultor de la provincia de Santiago del Estero fue detenido este miércoles acusado de golpear brutalmente con la hebilla de un cinturón a su propio hijo, de 15 años, porque se había quedado dormido en la Iglesia.

La tía del adolescente fue la que denunció la golpiza y desató un escándalo familiar, después de advertir en la espalda de la víctima las marcas de la paliza.

De acuerdo a su relato ante la policía, el chico se durmió mientras el pastor rezaba en un templo evangélico del barrio San Antonio, El padre descargó su enojo apenas cruzaron el portal de su casa.

El violento episodio no fue un hecho aislado. Un año antes sufrieron los golpes del acusado su esposa y otro de sus hijos. Sin embargo, en ese momento, aunque fue excluido del hogar y le impusieron una restricción de acercamiento, el hombre volvió de un día para el otro a la vivienda como si nada hubiera ocurrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>