Con perimetral había abusado de su ex y volvió para amenazarla

Estaba enojado por la denuncia y quiso tomar venganza. En el procedimiento, un policía resultó herido.

Un joven de 19 años, que el fin de semana pasado había violado una orden de restricción perimetral para meterse en la casa de su ex, donde abusó de ella y le robó, según informaron fuentes policiales a este diario, volvió ayer a esa propiedad para amenazarla de muerte, enojado porque la mujer lo denunció, agregaron los mismos voceros.

El hecho generó un gran revuelo en el barrio Santa Ana de Abasto, escena del violento episodio, ya que el acusado, además, tenía una orden de detención por el ataque sexual.

De acuerdo al reporte oficial, el incidente se registró en las calles 36 y 182, lugar del que hubo un llamado al 911.

Por eso rápidamente llegaron varios efectivos policiales, del Comando de Patrulla, de la comisaría séptima y de la DDI local, a sabiendas de la peligrosidad del prófugo.

En ese momento, el sospechoso intentó una veloz huida por los techos de las fincas de la zona, aunque no llegó demasiado lejos.

Los informantes indicaron que en 183 y 33 lograron darle alcance, aunque, en medio de los forcejeos, un efectivo resultó herido y tuvo que ser derivado por precaución al hospital de Melchor Romero.

“Está fuera de peligro. Sólo sufrió un cuadro de sofocación y algunos magullones”.

Se dijo que en la fuga, el imputado, que fue identificado en la causa como Rodrigo Federico Amengual, “descartó un arma de fabricación casera, del tipo tumbera, y una hoja de cuchilla”.

“Está sindicado como autor del delito de abuso sexual con acceso carnal, lesiones y robo, pero ahora sumó nuevos cargos”, expresó un vocero.

LA VICTIMA SE DEFENDIÓ

Como se publicó en una edición anterior, el día que ocurrió el aberrante episodio, la víctima tuvo la chance de tomar un cuchillo y darle al agresor un par de cortes en el cuello que lo pusieron en fuga.

La violenta irrupción en la finca se dio por la madrugada, cuando la chica, de 22 años, dormía.

Por lo que ella misma contó un poco después ante la Policía, la despertó el ruido de la abertura violentada y enseguida confirmó que su ex novio, estaba en su casa.

“Entró en la habitación, se tiró encima de la chica y después de darle golpes de puño, la atacó sexualmente”, mencionó un investigador.

Incluso, antes de irse, hizo algo más: “Se llevó 1.500 pesos que había en la casa”, amplió el detective.

Una vez que pudo recuperarse y pedir ayuda, la víctima llamó al 911 y más tarde fue trasladada al gabinete de Delitos Sexuales de la DDI.

Allí la contuvieron, aplicaron el protocolo de profilaxis para este tipo de delitos y escucharon su declaración.

La orden de restricción perimetral estaba vigente, confirmaron fuentes oficiales, y se había extendido por la denuncia que la víctima hizo por los antecedentes de violencia de género.

En el expediente interviene el fiscal penal en turno de La Plata, Marcelo Romero.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*