Conocé al «noqueador» del fútbol: volvió a jugar después de una suspensión de tres años y se agarró a piñas con los rivales

Hernán Durán había sido sancionado por agredir a un árbitro y en su vuelta a las canchas no pudo contener la ira. Terminó demorado en la comisaria durante seis horas.

Hernán Agustín Durán nació en 1992. Es un defensor aplicado, de los que se lo considera «del montón». Tuvo su época de gloria allá por el 2006, cuando integró las inferiores de Banfield para luego ser dejado libre. Después de eso volvió a Racing de Carhué, el club del sur de la provincia de Buenos Aires que lo vio nacer.

Su nombre trascendió en las últimas horas ya que fue el protagonista de una verdadera batalla campal en el partido ante Unión de Tornquist, por la Liga Regional de Coronel Suárez.

Durán, que volvía al fútbol tras una sanción de tres años por haber agredido a un árbitro, tenía ganas de redimirse y mostrarle al mundo de la redonda que ya no era el mismo de aquella fatídica tarde. Sin embargo, las cosas no resultaron.

En un contraataque de los de Tornquist, Durán no tuvo mejor idea que pararlo cometiendo un penal. Además, cuando el árbitro pitó la falta dentro de área decidió pegarle un puñetazo al rival y a otro jugador que había llegado en defensa de su compañero. Mientras lo retiraban de la cancha entre empujones e insulto, el apodado «asesino» del fútbol tuvo tiempo de meterle otra trompada a otro futbolista.

Además de la expulsión, Duran estuvo demorado durante seis horas en la comisaria local acusado de lesiones leves.

No se sabe qué pasará con este futbolista de temperamento fuerte, pero seguramente no vuelva a pisar una cancha por otro largo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>