Gatti acusó al sindicato de “confundir” a los trabajadores, en tanto que aclaró la oferta de Ledesma

Los trabajadores del Ingenio Ledesma empezaron la semana de paro. Hasta las 5 de la mañana del miércoles mantienen la medida de fuerza que decidió la asamblea tras el fracaso de la última reunión paritaria.

Mientras, la empresa Ledesma SAAI defiende la propuesta de aumento salarial que puso sobre la mesa de negociaciones. “Es difícil entender la lógica con la que dicen que nuestra oferta es la peor de la historia”, afirmó Federico Gatti, administrador general del Ingenio Ledesma, en diálogo con medios radiales. 

El ejecutivo precisó que la oferta final que presentó la empresa, junto con Tabacal, a través de la Cámara Azucarera de la Región Norte Argentino (Carna), representa un incremento del 25 por ciento, al que llegaron con un 22,5 de aumento más un 1 por ciento adicional con un premio por molienda. “Ellos querían que el incentivo por molienda se incorpore al salario y no que fuera por objetivo, entonces lo mejoramos y lo incorporamos”, explicó.

Detalló además otros aspectos de la propuesta de la empresa: “Si bien la paritaria termina el 30 de abril de 2018, como no había un piso salarial ya convenido para arrancar el año que viene, se acordaba poner un básico de 16.308 para mayo de 2018, en lugar de los 15.100 ofertados para abril, como un adelanto de futuras negociaciones”.

También ofrecieron aplicar la cláusula gatillo: “si la inflación medida por el Indec entre el 1° de mayo de este año y el 30 de abril de 2018 supera el 25 por ciento de aumento que proponen, la diferencia se aplica de manera automática”.

Otra cosa que propusieron es “una especie de blanqueo del ausentismo de octubre”, porque los últimos días de la primera parte del paro cayeron en octubre y los trabajadores que había adherido a la medida de fuerza perdieron el presentismo. Así, el presentismo de octubre se calculará a partir del día 4. Gatti aclaró: “El día que no se trabaja, no se paga y se pierde el presentismo; y si no se alcanzan los objetivos de zafra del mes, también. Eso figura en la legislación laboral”.

-El Soeail sacó un comunicado diciendo que era la peor oferta salarial. ¿Qué opina?

-No sé. Sinceramente, hay mucho ruido. Yo estoy escuchando todo lo que dicen porque la radio del sindicato está en la puerta de la oficina, y hay mucha gente que está equivocada. No en cuanto a los números, sino a que Ledesma está bajando los sueldos. Dan argumentos que no son ciertos y la gente está bastante confundida con los números. Es un 25 por ciento de aumento salarial, cuando más del 70 por ciento de las paritarias en Argentina fueron entre el 18 y el 22. Por otro lado, ellos se comparan con dos ingenios que significan menos del 10 por ciento de producción. Es además una oferta que reconoce la inflación. Es difícil entender la lógica con la que dicen que nuestra oferta es la peor de la historia.

-¿Va a continuar el diálogo?

-El diálogo siempre está abierto, cuando finalice la medida de fuerza. Ellos ya bajaron de 21.900 a 21.650, pero se cerraron en ese número y no hay forma de hacerles entender que es un pedido que no se puede cumplir.

Comparaciones

Con independencia de los números, el sindicato rechaza la oferta porque los sueldos de Ledesma quedan por debajo del acuerdo al que se llegó en el Ingenio San Isidro: 16.308 pesos frente a 19.900. Gatti responde: “Siempre dijimos que no podemos compararnos con San Isidro ni con Tabacal, porque tenemos diferencias cuantitativas y cualitativas objetivas con ambos ingenios”.

Lo que la empresa hace, en realidad, es comparar con el acuerdo alcanzado en Tucumán: “La oferta que estamos haciendo supera en 1500 pesos el salario de tira final con la propuesta tucumana”, aclaró el ejecutivo.

“Se lo hemos dicho muchas veces: no vamos a compararnos con ingenios que tienen estructuras de costo, de personal y de mantenimiento totalmente diferentes -continuó-. San Isidro produce azúcar orgánica que se exporta a un precio distinto del precio de pizarra de los mercados de azúcar crudo blanco que trabaja el resto de la actividad azucarera. Nosotros nos comparamos con Tucumán, que es más del 70 por ciento de la actividad y es con quien realmente competimos, porque tiene marca propia y estructura de personal bastante similar a la nuestra”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*