La historia de amor entre una pareja de policías que terminó en tragedia

Trabajaban en la Policía de la Ciudad. Se cree que, tras una discusión en el auto, el hombre le disparó a la mujer y luego se suicidó.

Una beba de seis meses los unía. Sólo eso. Lo demás era distancia, desencuentro y bronca. También los acercaba la profesión, ya que ambos eran policías.

Estaban en el auto de ambos, un Volkswagen Gol Trend de color rojo, pero frente a la casa de él. Se habían separado. Ya no compartían techo.

La situación aún se está investigando. El desenlace fue fatal. Los dos murieron producto de las heridas del arma reglamentaria de él. La principal hipótesis: tras una discusión, él le disparó a ella y luego a sí mismo.

Ella llegó sin vida al Hospital Santojanni, él sostenía algunos signos vitales pero los médicos decretaron la muerte cerebral y su posterior fallecimiento.

La oficial primero Jésica Gabriela Frizzo tenía 30 años y dos hijas.Una de 9 años, de una pareja anterior, y la bebé de seis meses, producto de la relación con Luis Mario Carballo, de 39 años, oficial de la Policía de la Ciudad.

Frizzo cumplía tareas en la Comisaría Vecinal 9A, de alta desde diciembre de 2013. Por su parte, Carballo era parque del Departamento de Espectáculos Públicos. En 2004 había ingresado a la Policía Federal y en 2016 fue traspasado a la policía porteña con la jerarquía de oficial.

Eran cerca de las 11 de la noche de este miércoles cuando Frizzo y Carballo se encontraban dentro del auto frente a la casa de él, en Junín 80, Villa Ansaldi, La Tablada.

Según reportaron fuentes oficiales, dentro del domicilio, familiares de Carballo escucharon las detonaciones (con las pericias se determinarán cuántas) y rápidamente salieron a chequear qué había pasado.

Los problemas de la pareja eran evidentes, incluso en los entornos familiares de ambos. La escena ya era dramática. Los dos estaban heridos de gravedad, dentro del auto, bañados en sangre.

Fueron llevados por los propios familiares de Carballo al Hospital Santojanni. Jésica llegó sin vida mientras que Luis entró a la guardia del hospital con algunos signos vitales. Minutos más tarde los médicos informaron que estaba con muerte cerebral y cerca de las 3 de la mañana se confirmó su fallecimiento.

Gendarmería está al frente de las pericias. Dentro del auto se encontró el arma reglamentaria de él. Las autopsias se harán en la morgue Judicial de Lomas de Zamora.

La investigación está a cargo del fiscal Claudio Fornaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios del Departamento Judicial la Matanza, que ya pidió el relevamiento de las cámaras de la zona y el testimonio de los vecinos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>