La legalización del aborto están los números para el rechazo en el Senado

Tres de los seis indefinidos confirmaron su voto en contra y caería la media sanción de Diputados. El debate se postergaría hasta 2020.

Los senadores antiabortistas ya tienen el número de votos suficiente para cumplir su objetivo la semana que viene en sesión: rechazar la legalización del aborto. Esto significa que caería la media sanción de Diputados y que la iniciativa no podrá volver a ser tratada hasta el 1° de marzo. Pero en los hechos el debate del proyecto se postergaría hasta 2020, porque el año próximo la composición de ambas cámaras seguirá siendo la actual y no tendría sentido insistir con las mismas voluntades.

Los celestes lograron juntar los porotos hoy, después de que tres de los seis senadores indefinidos confirmaron su voto en contra: el chaqueño Ángel Rozas, la santacruceña María Belén Tapia, ambos del radicalismo, y la catamarqueña Inés Blas, del justicialismo.

Anoche el justicialista santafesino Carlos Reutemann también había blanqueado su voto en contra, mientras que el justicialista riojano Carlos Menem, que se contaba como posible ausencia, confirmó que irá a la sesión del miércoles 8 de agosto y se pronunciará por el rechazo.

Con estos movimientos, los celestes suman 35 adhesiones contra las 32 de los verdes. En el medio están la abstención de la neuquina Lucila Crexell y la ausencia de la sanluiseña María Eugenia Catalfamo, que cursa su octavo mes de embarazo.

Los tres indefinidos que quedan son los justicialistas José Alperovich (Tucumán), Omar Perotti (Santa Fe) y Juan Carlos Romero (Salta).

Los senadores son en total 72, pero se deben contar 70 porque ni Crexell ni Catalfamo votarían. Entonces, como los celestes ya tienen 35 adhesiones, si los verdes lograran la adhesión de Alperovich, Perotti y Romero juntarían la misma cantidad, lo que significa que debería desempatar la vicepresidenta, Gabriela Michetti, una ferviente militante antiabortista.

De todas maneras, estos cálculos son realizados teniendo en cuenta que estén presentes todos los senadores. Pero todavía hay chances de que eventuales ausencias incidan en el desenlace.

Trámite parlamentario

En el Senado, mientras tanto, se realizaba esta tarde la última reunión con invitados del plenario de las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Constitucionales, que mañana volverán a reunirse para firmar los dictámenes.

Según pudo averiguar algunos medios de Bs. As., serían dos dictámenes: uno de rechazo y otro de aprobación con cambios.

Al parecer el sector más radicales de los promotores de la ley aceptará los cambios propuestos por los cordobeses Carlos Caserio (PJ), Laura Rodríguez Machado (Cambiemos) y Ernesto Martínez (Cambiemos), a quienes se suman el neuquino Guillermo Pereyra (MPN) y Eduardo Aguilar (PJ).
La cantidad de firmas no incide en el resultado de la votación en el recinto, sino que solamente indica qué proyecto se votará primero el día de la sesión.

En 2010, por ejemplo, la ley de matrimonio igualitario se sancionó luego de que en comisiones el dictamen de rechazo había juntado más firmas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>