Los principales puntos del discurso de Mauricio Macri ante el Congreso

El presidente Mauricio Macri ofreció hoy ante la Asamblea Legislativa un discurso de 60 minutos, en el que habló de la «herencia» recibida de parte del kirchnerismo y de las políticas que buscará impulsar.

A continuación se transcriben los puntos salientes del mensaje de Macri para la apertura del 134 período de sesiones ordinarias del Congreso, el primero desde que asumió el gobierno, en diciembre pasado.

HERENCIA: «Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que no estamos bien, aunque nos cueste, aunque nos duela».
«Quiero ser claro sobre el punto de partida, ya que venimos de años en los que el Estado ha mentido sistemáticamente, confundiendo. La credibilidad y la confianza fueron destruidas».

SITUACION DEL ESTADO: «Está desordenado y mal gestionado, con los instrumentos de navegación rotos. No hay estadísticas, cuesta encontrar un papel. Del 2006 al 2015 pagamos más impuestos por 694 mil millones de dólares que en la década del noventa, y pese a eso encontramos un Estado con dificultades, con poca capacidad para atender sus obligaciones».

BRECHA: «Llevamos años, años, donde la brecha entre la Argentina que tenemos y la que debería ser es enorme, y ello nos ha llevado a enojos, a resentimientos, a la búsqueda permanente del enemigo, interno o externo, y hasta nos llevó a aislarnos del mundo, pensando que el mundo nos quería hacer daño. De nada sirvió esa falsa búsqueda, lo único que nos trajo fue instituciones sin credibilidad y un Estado que queda solamente en el papel».

POBREZA: «No puede ser que en un país con tanta riqueza, mueran chicos de hambre. Según el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica, el 29 por ciento de los chicos está en la pobreza y el 6 por ciento en la indigencia. El modelo de inclusión social y crecimiento del que tanto habló el Gobierno anterior nos llevó a la pobreza y la exclusión».

INFLACIÓN: «Ha estado en un promedio anual arriba del 20 por ciento y la acumulada es del 700 por ciento en los últimos 10 años. La causa ha sido la utilización del Banco Central para financiar el gasto público y atender los servicios de la deuda, emitiendo pesos o usando sus reservas. Esto sometió a la población a una suba de precios constante».

«El gobierno anterior la promovió, creía que era una herramienta válida de la política económica, y siempre estuvimos en contra de esa mirada, que destruye el poder adquisitivo de los más débiles. Ha estado alta estos meses, producto de la inercia y de la transición irresponsable que vivimos, pero estamos convencidos de que va a ir bajando hacia el final del año».

DEFICIT: «Encontramos uno de los mayores déficit de la historia, del siete por ciento del PBI. Se gastó más de lo que se podía, y emitió de manera irresponsable, todo con la mayor presión tributaria de la historia, con un Gobierno que concentró recursos de forma unitaria y centralista».
«La situación fiscal es delicada, una de las peores de las últimas décadas, por la irresponsabilidad e incompetencia de la anterior gestión».

BANCO CENTRAL: «Recibimos un Banco Central en crisis, con reservas que cayeron de 47 mil millones de dólares a 25 mil millones desde que se impuso el cepo. En la Argentina equivalente al 6 por ciento del PBI, contra el 17 por ciento de Chile y México, y el 25 por ciento de Brasil».

HOLDOUTS: «Dependerá del Congreso resolver un conflicto que lleva 15 años. Confío en que va a primar la responsabilidad por sobre la retórica. No resolver este conflicto nos costó caro a los argentinos y favoreció a los acreedores. La deuda pasó de 3 mil millones de dólares a 11 mil millones».
«El conflicto costó que no llegaran «100 mil millones de dólares en inversión y más de 2 millones de puestos de trabajo que no se crearon».

ECONOMIA: «En los últimos cuatro años no creció, por la inflación y las restricciones a las personas. El Estado fue más obstáculo que un estímulo y un sostén».

TRABAJO: «Tenemos una deuda muy grande, el trabajo en negro, que pone al trabajador en una situación muy vulnerable. Lo que sí aumentó fue el empleo público, pero sin mejorar los servicios que presta el Estado. Creció de 2,2 millones (de puestos) en 2003 a 3,6 millones en 2015, plagado de clientelismo, despilfarro y corrupción, estuvo al servicio de la militancia y destruyó la carrera pública».

CORRUPCIÓN: «La corrupción mata, como en Cromañón, en el accidente del tren de Once y en las rutas de la muerte. La Argentina está en el puesto 107 entre 168 países en el ranking de Transparencia Internacional, debajo de Uruguay, Chile, Cuba, México, Bolivia. La corrupción no debe quedar impune, por lo que se darán herramientas al Poder Judicial para que trabaje. A la Oficina Anticorrupción la encontramos desmantelada».

INSEGURIDAD: «No es una sensación, es un flagelo negado sistemáticamente. El Estado, así, no sólo no te cuida, sino que te falta el respeto. Desde el año 2008 no se publican las estadísticas de delitos pero hemos podido saber que el promedio de homicidios a 2014 es de 3.400 por año, un crecimiento de 40 por ciento desde 2008».

FUERZAS DE SEGURIDAD: «Las encontramos mal equipadas y mal tratadas, con nula capacidad de investigar. Hoy los argentinos tienen miedo y se sienten desprotegidos. Es muy preocupante el panorama en materia de crimen y narcotráfico».

NARCOTRÁFICO: «Hoy, la Argentina es un país prospero par los narcotraficantes. La Argentina recibe droga, la transforma, la vende internamente y la exporta. Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito, la Argentina es el tercer proveedor mundial de cocaína».

«El narcotráfico se siente libre para expandirse. Tenemos fronteras indefensas, con sólo el 17 por ciento de ellas radarizadas. Hay escasez de equipamiento, los barcos no navegan y los aviones no vuelan. Será una tarea de la justicia investigar si esta situación que recibimos sur fruto de la incompetencia y la desidia, o de la complicidad».

EDUCACIÓN: «Hoy, la educación no garantiza la igualdad de oportunidades. A pesar de una importante inversión, ella no se tradujo en la innovación. Hay severos problemas de infraestructura, alumnos que aprueban sin aprender y padres que no se comprometen. Se crearon universidades nuevas, que fueron más para la militancia política que dedicadas a la excelencia académica».

SALUD: «Hay enormes desigualdades y problemas estructurales. En el PAMI hemos encontrado un enorme despilfarro y corrupción, como en las peores épocas».

ENERGÍA: «Tenemos déficit energético y el país debe importar parte de sus necesidades, lo que pone una enorme presión sobre los recursos. Además, la importación se hizo sin control, sin transparencia y con corrupción».

«Los cortes de luz, de 2003 a 2014, pasaron a casi cuadruplicarse, y el desarrollo de las energías renovables es casi nulo, más allá de las enormes potencialidades en el sector».

FUTURO: «El diagnóstico no debe deprimir ni enojar, sino para tomar consciencia de la magnitud del desafío q tenemos por delante, porque somos mejores que esto. Juntos, podemos superar cada uno de los problemas, ya que no estamos condenados a vivir mal, tensos. Levantemos la vara».

DEMOCRACIA: «En estos casi 3 meses de gestión trabajamos para normalizar el país, el vínculo con el mundo, la relación con la Justicia, el diálogo con los gobernadores y el trato con la prensa. Cumplimos con lo que creemos es el espíritu de la democracia, un sistema de unión y entendimiento».
«La democracia se empobrece cuando la relación con los demás pasa por imponer y someter. Queremos acabar con la lógica de amigo y enemigo, y resolver los conflictos administrando el diálogo. La Argentina que viene es el país del acuerdo, del encuentro, del cuidado de las buenas intenciones».

PODER: «El poder no es propiedad de nadie, es respetar la ley y servir al ciudadano, no ponerse al servicio de quienes gobiernan, sino nosotros al servicio de nuestra gente».

GOLPE MILITAR: «Se cumplen este año 40 años del golpe militar que consolidó la época más oscura de nuestra historia. Aprovechemos para gritar todos juntos ‘nunca más’ a la violencia institucional y política».

DESAFíOS: «Son tres, grandes. La pobreza cero, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos. Para salir de la pobreza necesitamos más trabajo y menos inflación, que devora el salario de los que menos tienen. Es mi obsesión, más trabajo y menos inflación».

SINDICALISMO: «Nos hemos reunido y tenemos coincidencias sobre el diálogo y el compromiso, y valoro su experiencia para sacar el país adelante».

ECONOMIAS REGIONALES: «Sacamos las retenciones, excepto a la soja, que será paulatina. Esto impulsará el crecimiento de las economías regionales, porque son medidas clave para generar trabajo. Necesitamos volver a crecer cuanto antes».

AEROLINEAS ARGENTINAS: «Queremos hacer de ella una empresa bien administrada, que sirva para tener un país más conectado pero sin que sea una carga para todos los argentinos».

MUNDO: «Queremos tener relaciones maduras y sensatas con el mundo. Hemos dado señal de la importancia que tiene el MERCOSUR, restablecimos relaciones con Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Israel, luego de años de conflicto. Tenemos un compromiso con la democracia y los derechos humanos en la región».

MALVINAS: «En el caso del Reino Unido, dialogar no implica renunciar a nuestro reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas».

UNIDAD DE LOS ARGENTINOS: «Es el desafío más importante. Hay muchas heridas que sanar, porque durante años fuimos conducidos al enfrentamiento permanente, pero no se sale con venganza, sino fortaleciendo nuestra hermandad».

«No tengamos miedo a la transformación. Estemos juntos, gobierno y ciudadanos, y los ciudadanos entre sí, con este presidente junto a 40 millones de argentinos, formando un equipo que va a cambiar la historia, desde esta realidad, que no queremos negar, sino transformar».

NISMAN Y LA AMIA: «No olvidaremos que hace poco más de un año aparecía muerto el fiscal Alberto Nisman. Tampoco, a las víctimas del terrorismo, y por eso acompañamos la declaración de inconstitucionalidad del Memorando con Irán. Queremos saber qué ocurrió. Necesitamos verdad y justicia».

«VIVEZA CRIOLLA: «Quiero un país donde la igualdad no sea uniformidad, en el que cada uno tiene derecho a pensar lo que le parezca, con un Estado que estimule. Tenemos que alejarnos definitivamente de la viveza criolla mal entendida, de la búsqueda del atajo, apostar al trabajo en equipo, recordar la cultura del trabajo y el esfuerzo, que dignifica y eleva la autoestima y aleja de la deshonestidad y la improvisación».

PUENTE: «Voy a construir un puente imaginario que nos lleve de las frustraciones y amarguras del pasado a las alegrías del futuro. Pero ese puente no lo construye solo un ingeniero, lo construimos todos juntos, o no se construirá jamás».

«Nos han prometido mucho, muchas veces, y nos han cumplido poco y nos cuesta creer, pero no les voy a mentir. Estas transformaciones no se hacen de un día para el otro, se llevan a cabo dando pequeños pasos todos los días y la buena noticia es que ya hemos empezado a darlos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>