Mendoza: Albañil serial que violaba a ancianas fue condenado a 18 años de presión

Después de una rápida investigación, el albañil Marcelo Maldonado fue condenado ayer por abuso sexual agravado por acceso carnal y robo.

Tres meses después de haber sido detenido fue condenado a 18 años de prisión un depredador sexual serial que ingresaba a las viviendas de ancianas, robaba y  luego las violaba.

Se trata del albañil Marcelo Maldonado (25), quien ayer fue condenado, en un juicio abreviado, por abuso sexual agravado por acceso carnal y robo agravado por escalamiento.

El año pasado, Maldonado fue detenido por un robo simple pero la clave de la investigación fueron los estudios de ADN.

Es que,  tal como establece la nueva ley provincial de huellas genéticas, se le tomó una muestra de su perfil genético y se guardó en un banco que ya tiene 18.200 muestras de personas presas e imputados por distintos delitos. Maldonado fue imputado y dejado en libertad.

Pero en febrero pasado el hombre volvió a delinquir: ingresó en una vivienda ubicada en la Cuarta Sección de Ciudad y además de robar algunas pertenencias de las dueñas de casa, abusó de la víctima, una mujer que tiene más de 70 años.

El agresor volvió a atacar en marzo pasado, cuando usando el mismo modus operandi atacó sexualmente a una mujer de 60 que vive en San José, Guaymallén y luego se llevó algunas pertenencias de valor.

La clave de la investigación

Al evaluar el caso, los investigadores  sospecharon que se trataba del mismo delincuente. Por ello pasaron el caso al doctor Miguel Marino, quien de forma artesanal junto al personal de Registro de ADN, comenzó a realizar la comparación que terminó con éxito a mediados de mayo pasado..

Maldonado residía en Palmira pero atacaba en otros departamentos, luego de buscar a mujeres de edad avanzada que vivieran solas.

Cuando las encontraba, estudiaba sus movimientos y atacaba. Siempre con un arma de fuego,  el abusador irrumpía en las casas de las víctimas, las amenazaba, las reducía y las violaba.

Luego de la violación, procedía a elegir su botín, por lo general se llevaba objetos de poco valor.

El genetista Miguel Marino, responsable del Registro Provincial de Huellas Genéticas, explicó luego del arresto de Maldonado que “con la evidencia de los hechos -ADN de la víctimas-  se buscó en la base de datos y se dio un “match” con la muestra de un hombre que había cometido un robo”.

Con esta prueba contundentes, ayer Maldonado fue juzgado en un juicio abreviado convenido entre la fiscal Virginia Rumbo de UFI de Delitos contra la Integridad Sexual y el defensor de agresor. La pena se fijó en 18 años y fue aceptada por la jueza del Primer Juzgado Penal Colegiado, Miriam Molto, quien lo condenó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.