Nicolás Maduro: El presidente venezolano ayer en el Apostadero Naval de Turiamo solicitando defender la soberanía ante Estados Unidos

Trump afirmó que la intervención militar es una opción que no descarta. El chavismo busca mantener la lealtad de las fuerzas armadas.

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió ayer que una intervención militar en Venezuela “es una opción”, su par venezolano, Nicolás Maduro ha instado a “evitar que Venezuela se convierta en una estrella de la bandera gringa” a la vez que arremetió contra el “fracasado golpe de Estado”.

“Estemos a la altura del tiempo histórico que nos toca vivir. Hoy se decide el futuro de Venezuela, si  se va a convertir en una estrella de la bandera gringa, o si va a seguir ondeando su tricolor con sus ocho estrellas libres y soberanas”, afirmó Maduro durante un acto en el Apostadero Naval de Turiamo, estado de Aragua.  “Ya vieron ustedes ayer a los fracasados golpistas con la bandera gringa. Ya no disimulan. Sacaron una estatua de la libertad mancillando nuestra bandera y la vistieron de tricolor, carajo”, dijo Maduro.

En una entrevista con la cadena de noticias estadounidense CBS, el mandatario norteamericano respondió a una pregunta sobre si está analizando una intervención militar en Venezuela, donde hay en una lucha de poderes entre el presidente, Maduro, y el mandatario interino, Juan Guaidó, proclamado por la Asamblea Nacional (Parlamento). “No quiero abordar eso, pero es posible, es una de las variantes”, aseguró Trump acerca de una  posible intervención militar en Venezuela, que a juicio de analistas internacionales tendría un alto costo político.

En la entrevista, Trump también contó que “hace unos meses”, Maduro “quería reunirse” con él, una propuesta que el mandatario venezolano le hizo públicamente en medio de la escalada de las sanciones estadounidenses y la creciente presión internacional. Trump explicó que decidió negarse a un encuentro porque “hay muchas cosas realmente horribles que sucedieron en Venezuela”.

Ante la posibilidad de una intervención militar extranjera, Maduro reivindicó la unión cívico-militar por la que invitó a la población a alistarse como milicianos del Ejército. “Ni intervención, ni guerra civil. En Venezuela tiene que haber paz y esa paz la vamos a garantizar con la unión cívico-militar”, afirmó.  

Ayuda humanitaria

El autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, señaló como próximos objetivos de la movilización exigir al Ejército venezolano que permita la distribución de ayuda humanitaria y pedir a Europa que proteja los activos venezolanos, es decir que entregue a las nuevas autoridades los bienes europeos que estén a nombre del Estado venezolano.

“Crearemos una coalición nacional e internacional para la ayuda humanitaria con tres centros de acopio” fue el primer objetivo que mencionó Guaidó a través de un mensaje en Twitter.  

El segundo fue: “Nos movilizaremos para exigir a la Fuerzas Armadas que permitan la entrada de la ayuda humanitaria”, en referencia a los puntos de distribución anunciados por el propio Guaidó el sábado: Cúcuta (Colombia), Brasil y una isla del Caribe. Y por último, afirmó: “Solicitaremos a Europa la protección de nuestros activos” como ya ha hecho en parte Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>