Por Corrientes se festejo, más allá que el oficialismo lo hizo con cautela

La Casa Rosada evitó el triunfalismo y asegura que la gran batalla electoral es en la provincia de Buenos Aires.

Esta tarde, en su despacho, el presidente Mauricio Macri recibirá al gobernador electo de Corrientes, el radical Gustavo Valdés. El Gobierno nacional quiere sacarle el máximo rédito político a la aplastante victoria sobre el kirchnerista Carlos “Camau” Espínola.

Pero el jefe de Gabinete, Marcos Peña, arquitecto de la estrategia electoral y comunicacional de Cambiemos, salió velozmente a ponerle paños fríos a la fiebre triunfalista.

En la Casa Rosada celebran la victoria en Corrientes pero señalan que en la provincia de Buenos Aires, donde se libra la madre de todas las batallas, las encuestas le otorgan a Esteban Bullrich una ventaja promedio sobre Cristina Kirchner de apenas 3 puntos.

Tan solo unas horas después del triunfo en Corrientes, Peña puso el freno de mano: “La victoria no da derechos”, afirmó la mano derecha del Presidente, en referencia al 54% que cosechó el radicalismo contra el 46% del kirchnerismo.

Y dijo que a esa misma frase de recato la había pronunciado el domingo a la noche el gobernador saliente, Ricardo Colombi.

El jefe de Gabinete cortó toda relación entre ese resultado arrasador y el escenario en la provincia de Buenos Aires: “El dato político más importante este año no es la reaparición de Cristina Kirchner, sino la consolidación de Cambiemos”, enfatizó.

El mensaje cauteloso de Peña fue una señal de alerta hacia el interior de la coalición, porque la victoria sobre Cristina Kirchner en la provincia de

Buenos Aires no es segura según los resultados de las últimas encuestas.

Según Management & Fit   Bullrich sacaría un 33,9% de los votos contra el 29,6% (4,3 de ventaja) y según Poliarquía el macrista cosecharía un 37,7% contra el un 35,2% de la expresidenta peronista (2,5).

En el Gobierno consideran que estos rangos -y los de otras encuestas que también manejan- están dentro de lo que se considera empate técnico, sobre todo teniendo en cuenta que un 24% del electorado bonaerense no fue a votar en las últimas PASO.

Además, recuerdan que Bullrich es quien debe revertir el triunfo de Cristina en las PASO. Fueron sólo 20.000 votos de diferencia en una provincia con 9 millones de electores, pero al final fueron a favor de Unidad Ciudadana.

Por eso, consultado sobre las encuestas que dicen que Cambiemos -el frente que componen el Pro, la UCR y la Coalición Cívica- podría mejorar el resultado de las primarias en las elecciones generales, Peña pidió “no anticiparse” y aclaró que “la elección ocurre el 22 de octubre” y no antes.

Sin embargo, admitió que espera “que se confirmen los pronósticos” y los argentinos “acompañen” a Cambiemos con su voto.

Maldonado se coló en la charla con Bono

El cantante de la banda U2, Bono, afirmó que “el presidente” Mauricio Macri “está tomando el caso seriamente” al referirse a la desaparición del joven Santiago Maldonado durante una protesta mapuche en Chubut, por el que la justicia investiga la actuación de la Gendarmería Nacional.

Según informó el Gobierno nacional en un comunicado oficial, “Bono habló con el presidente Macri sobre Santiago Maldonado” y “le manifestó su preocupación por este tema durante la audiencia que mantuvieron en la Casa Rosada”.

“Hablamos de Santiago Maldonado y sentí que el Presidente está tomando el caso seriamente y como miembro de Amnesty Internacional eso me puso muy feliz”, dijo el músico en breves declaraciones luego de la reunión de más de una hora y tras compartir una charla informal en el Salón Blanco con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. (Ver más información suplemento Estilo).

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*