Tardaría en llegar aproximadamente un mes y medio el crédito del FMI

Es el tiempo estimado para llegar a un acuerdo. Mientras tanto el dólar trepó más de veinte centavos para llegar al record de $23,12.

La Argentina pidió ayer al Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito tradicional para engrosar las reservas del Banco Central que podría confirmarse recién en un mes y medio, mientras en el mercado no cesan las tensiones devaluatorias sobre el peso.

El precio del dólar subió unos veintidós centavos y se posicionó en un promedio de 23,12 pesos en la city porteña. Alcanzó así un nuevo récord a pesar de que el Banco Central volvió a intervenir en el mercado de futuros.

En un marco de turbulencias que no encuentran un final, el Gobierno se vio obligado a pagar tasas más altas en la colocación de U$S 601 millones en Letras de Tesoro (Letes) que inició el martes y terminó ayer.

En total, recibió 6.177 órdenes de compra por 1.056 millones de dólares. En la licitación de hace dos semanas hubo ofertas por 1.258 millones. Y en la de hace un mes, las órdenes habían sido por 1.542 millones.

No obstante, tres noticias atenuaron la corrida: la aprobación de la Ley de Mercado de Capitales le dio oxígeno a las acciones de empresas argentinas, con una suba de 6,21% para el Merval; y Central tomó 2.000 millones de dólares del Banco de Basilea para fortalecer sus reservas.

La tercera novedad vino de afuera: el dólar se estabilizó ante el euro y las monedas de los países emergentes en un mercado poco volátil luego de tres semanas de avances, lo que hace prever un menor shock externo para los próximos días.

En ese contexto, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y otros siete funcionarios del gobierno de Mauricio Macri se reunieron ayer con funcionarios del FMI para iniciar el proceso hacia un acuerdo crediticio.

El país solicitó un entendimiento de “stand by” de alto acceso. Se trata de un crédito tradicional vigente en el programa del organismo desde 1952. Trascendió que podría ubicarse en los 22.500 millones de dólares, pero esto no fue confirmado ni descartado por el Gobierno.

De aprobarse, el crédito estará listo para cuando la Argentina pida un giro, en caso de una necesidad extrema. Engrosaría las reservas del Central, como un seguro contra “necesidades de financiamiento potenciales muy grandes”, según explica el catálogo del Fondo.

Este acuerdo vendrá atado de condicionalidades. Al menos así lo establece la carta de intención de los miembros del FMI: cuando un país solicita un préstamo, acuerda ajustar sus políticas económicas a los lineamientos recetados por el organismo para superar los problemas que lo llevaron a pedir ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

>