La empresaria subió un posteo preguntando por su cambio de look y mantuvo un sugestivo ida y vuelta con el cantante

“Me relacionan con cada uno…”, había dicho Wanda Nara a fin de año al ser abordado por el cronista de Intrusos en Punta del Este quien le preguntó por su relación con L-Gante. Después de que el cantante de cumbia 420 se mostrara con otras mujeres en la noche porteña, la empresaria parecía dispuesta a despegar su imagen de la de él. Sin embargo, en las últimas horas ambos volvieron a mantener un sugestivo ida y vuelta en las redes sociales que generaron rumores de romance.

Todo comenzó con un posteo de la ex jurado de ¿Quién es la Máscara? preguntando por su cambio de look. Hace unos días y cumpliendo con un compromiso comercial, Wanda le había dicho adiós al rubio que la caracterizó desde su llegada a los medios para volver a su color natural de cabello. Y recibió muchos elogios, por lo que ahora parece estar en la disyuntiva entre quedarse así o volver a aclararse el pelo.

“¿Qué hacemos con esta morocha? ¿Digo con este morocho? ¿Se queda? ¿O se va?”, preguntó la empresaria mientras lucía su renovada imagen. Y entre miles de comentarios en uno y otro sentido, se destacó el de Elián Valenzuela, tal el verdadero nombre del intérprete de El último romántico. “Decile que se quede”, escribió el cantante. “Me quedo, me quedo, me quedé”, respondió Wanda.

Se suponía que, por estos días,la empresaria ya tenía que estar de vuelta en Estambul, donde sus cinco hijos, Valentino, Constantino Benedicto de su relación con Maxi López Francesa e Isabella de su matrimonio con Mauro Icardi, debían comenzar el año lectivo en sus respectivos colegios el pasado lunes 9 de enero. De hecho, después de que su incipiente romance con el ex de Tamara Báez naufragara, en su entorno íntimo aseguraban que estaba dispuesta a darle una nueva oportunidad al jugador del Galatasaray de Turquía. Sin embargo, a último momento decidió cambiar sus pasajes y quedarse unos días más en Buenos Aires.

Por otra parte, sorprendió de sobremanera ver la buena relación que Wanda logró en los últimos meses con el padre de sus hijos varones, con quien estuvo casi una década enfrentada tanto en los medios como en la justicia y con quien, en la actualidad, se muestra compartiendo momentos de lo más amenos. Sin ir más lejos, días atrás ambos fueron sorprendidos haciendo compras en un shopping de la zona norte. Y luego el exfutbolista estuvo jugando un partido con los chicos en la cancha del country de Santa Bárbara, donde la empresaria tiene la casa que en algún momento fue de ambos. ¿Si realmente había buena onda o era una estrategia para darle celos a Icardi? Marcela Tauro fue la encargada de develar el misterio.

La periodista de Intrusos contó que el motivo por el cual Wanda y Maxi están juntos en Buenos Aires tiene que ver, justamente, con que el adolescente de 13 años se va a probar en las inferiores de River Plate. Según reveló la Tauro, fue el propio López el que llamó a la institución para pedir una entrevista para su hijo que, según dicen, pinta como un muy buen jugador.

Lo cierto es que, si Valentino fuera aceptado en el club millonario, la dinámica de la familia debería dar un giro de 180 grados. Y es que, en ese caso y sin importar cómo siga su relación con Icardi, Wanda estaría dispuesta a instalarse aquí junto al resto de sus hijos para acompañarlo. De manera que debería llegar a un acuerdo con Mauro, padre de las dos nenas, no sólo por el lugar de residencia de las pequeñas sino también por el pago de la cuota alimentaria de las mismas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *