3 de cada 10 personas con hipertensión desconocen su condición

El chequeo médico periódico es fundamental para el tratamiento oportuno. Sumar alimentación saludable, realizar actividad física y reducir el consumo de sal son las claves para prevenir la hipertensión.

En Argentina, la Hipertensión Arterial (HTA) afecta al 40% de las personas mayores de 18 años constituyéndose en el factor de riesgo cardiovascular más frecuente y de mayor impacto para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, las cuales representan la primera causa de muerte prematura y de discapacidad.

Tres variables están fuertemente asociadas a la HTA: la edad (a mayor edad, mayor riesgo de ser hipertenso), el sobrepeso y el consumo de sal. En cualquiera de los casos, seguir hábitos saludables como cuidar la alimentación, realizar actividad física periódica y reducir el consumo de sal y de alimentos procesados ricos en sodio son herramientas para prevenir o retrasar en el tiempo el desarrollo de la enfermedad a la vez que, de manifestarse, contribuirán a mejorar su control.

Cumplir con el chequeo de salud de manera periódica y medir la presión arterial al menos una vez al año son acciones indispensables frente a la HTA que en sí misma no presenta síntomas.

Saber para prevenir

Cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la HTA, jornada dedicada a sensibilizar a la población sobre su impacto en la salud de las personas, con particular incidencia en accidentes cerebrovasculares, enfermedad renal e incluso enfermedad de la aorta.

Tal como indica la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, en nuestro país 3 de cada 10 personas con hipertensión desconocen su condición y, entre aquellos que cuentan con diagnóstico, solo 4 de cada 10 se encuentra adecuadamente medicado y con sus valores de presión arterial controlada por lo que solo 2 de cada 10 aseguran calidad de vida.

En tanto, la diabetes y la enfermedad renal crónica constituyen condiciones que aumentan el riesgo de sufrir eventos cardio y cerebrovasculares en personas con hipertensión arterial, requiriendo que esta población requiera controles aún más estrictos.

Se estima que más del 90% de las personas con HTA necesitarán tomar medicación de por vida para controlar sus valores de presión arterial y así reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

Además, la hipertensión aumenta el riesgo de transitar formas graves de COVID-19, gripe o neumonía.

Recomendaciones

  • Mantener un peso saludable
  • Reducir y/o suprimir el consumo y uso de sal de mesa: retirar el salero a la hora de comer es una buena alternativa
  • Limitar el agregado de sal al preparar comidas; puede reemplazarse por condimentos como pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, ajo, limón, entre otros
  • Limitar la ingesta de alimentos como fiambres, embutidos y procesados como caldos, sopas instantáneas y conservas
  • Reducir y/o evitar el consumo de bebidas alcohólicas
  • Consumir abundante cantidad de frutas y verduras frescas
  • Evitar el tabaquismo
  • Realizar actividad física periódica: al menos 30 minutos por día
  • Cumplir con los chequeos de salud al menos una vez al año

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.