A 46 años de la primera llamada de celular, la innovación es la meta

La llamada fue realizada a través de un DynaTAC 8000X, un teléfono que medía 30 centímetros y pesaba poco más de 1 kilogramo, que se empezó a comercializar 10 años después.

Esta semana que llega a su fin se conmemoró el 46º aniversario de la primera llamada realizada a través de un teléfono celular. Haciendo una revisión ¿es el teléfono celular lo que Motorola pensó que iba a ser?

La empresa estadounidense, hoy propiedad de la surcoreana Lenovo, fue la fabricante del teléfono celular a través del cual se realizó la primera llamada “móvil”, un 3 de marzo de 1973, hace 46 años. Los protagonistas de la llamada fueron Martin Cooper, gerente de sistemas de Motorola, y el receptor fue Joel Engel, directivo de la compañía Bell de At&T, por aquellos años competidores directos.

La llamada fue realizada a través de un DynaTAC 8000X, un teléfono que medía 30 centímetros y pesaba poco más de 1 kilogramo, que se empezó a comercializar 10 años después, y que, pese a su elevado costo de casi 4000 dólares, llegó a ser muy popular con unas 300.000 unidades vendidas.

A poco de cumplirse cinco de este hito tecnológico y de las telecomunicaciones, la telefonía celular marcha permanentemente hacia otros rumbos, y la función básica, de intercambiar llamadas con otros dispositivos quedó relegada a un segundo plano.

En su camino a lo que hoy conocemos como smartphone (teléfono inteligente), el celular vivió grandes cambios a lo largo de su historia. Desde aquel DynaTAC de un kilogramo, pasando por los emblemáticos Tango 300 o el pequeño y plegable StarTAC, los celulares fueron evolucionando, con pantallas a color o sonidos polifónicos, hasta que un tal Steve Jobb presentó iPhone, el primer smartphone, el que sentó las bases de los teléfonos móviles que hoy conocemos.

Las cámaras de fotos, el sistema operativo, y la potencia técnica de la infinidad de equipos que pululan el mercado, y los diversos desarrollos de software y accesorios que giran alrededor de ellos, convirtieron a estos equipos en verdaderos centros de entretenimientos móviles.

Hay un gran mercado que alienta a las compañías de tecnología a invertir, generar desarrollos e innovar todo el tiempo en dispositivos que sirvan para algo más que hacer una llamada telefónica.

Hace 46 años, el DynaTAC puso “primera” en la carrera que hoy está muy pareja, con muchos participantes, y que aún no tiene una meta clara más que la continua innovación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: