Accidentado inicio del diálogo por Malvinas

Tanto la canciller Malcorra como el Reino Unido relativizaron el anuncio del Presidente sobre la posibilidad de una negociación sobre la soberanía.

Un par de pasos erráticos (o al menos confusos) respecto a la relación con Gran Bretaña y la cuestión Malvinas, impactaron con forma de polémica en la alianza de gobierno en el Congreso.

Aquí, de la controversia: El viernes, la canciller Susana Malcorra y el vicecanciller británico, Alan Duncan, firmaron una declaración para avanzar en temas comerciales en el archipiélago austral.

El domingo, digerido en parte el sorpresivo anuncio de Malcorra, el presidente del bloque radical, Mario Negri, en un comunicado (no consensuado con sus aliados) invitó a la canciller a dar explicaciones en el Congreso.

Al día siguiente, Elisa Carrió dio el ok a un pedido del diputado kirchnerista Guillermo Carmona, para reunir la comisión de Relaciones Exteriores y discutir el paso dado por Malcorra.

A la par, en Nueva York, el presidente Mauricio Macri comentaba a la prensa que en un cruce casual y breve con Theresa May, la premier británica le había accedido a discutir la soberanía en Malvinas en próximos encuentros. La desmentida desde Londres no se demoró en llegar. Malcorra reconoció como fidedigna a la versión inglesa.

“No puede ser que nos enteremos por los diarios”, reconoció otro radical, el diputado Ricardo Alfonsín. Los diputados habían votado convocar para el miércoles al vice canciller Carlos Foradori.

Según se comentaba en los pasillos de Diputados, Carrió puso en la mira a Foradori como responsable del comunicado firmado con Gran Bretaña. Si bien fue el vicecanciller argentino el que trabajó en la declaración conjunta, difícilmente se haya cortado solo en un tema tan sensible.

Fernando Sánchez, diputado de la Coalición Cívica, reconoció el malestar de Carrió. “Nosotros queremos dejar claro que deben pasar por el Congreso las decisiones sobre la política exterior; al secretario de Estado norteamericano no se le ocurriría ocultarle una línea de política exterior al senador senior que preside la comisión de relaciones exteriores”, ejemplificó Sánchez.

“Cualquier decisión de fondo tiene que pasar por el Congreso. No se le puede restar importancia y decir ‘sólo fue un comunicado’ cuando está firmado por dos cancillerías”, agregó el diputado.

Alfonsín también rechazó la intención (del Pro) de restar importancia a la declaración. “Yo estoy en desacuerdo con varios puntos, sobre todo los que llevan a mejorar la situación de Gran Bretaña en las islas. ¿Cómo vamos a facilitarle que saquen el petróleo o intensifiquen la pesca?”, se preguntó.

Para el diputado fueguino del Frente para la Victoria, Martín Pérez, “el Gobierno ha puesto la política exterior por detrás de la candidatura de Malcorra a presidir la ONU. Necesita el apoyo de los países poderosos”, interpretó.

Malcorra aludió a esta versión: “La agenda para llegar a ser la secretaria general eventualmente coincide con la agenda de mi responsabilidad de canciller. El Reino Unido sabe que yo soy la canciller argentina. La lectura del Reino Unido respecto de la posibilidad de tener una secretaria general que venga de la Argentina trasciende un tema puntual de un comunicado de la semana pasada. Es una simplificación creer que uno puede hacer ese tipo de aproximación al tema”, argumentó.

“Todo paso vinculado a Malvinas debe ser bajo dos premisas: la soberanía no se resigna y no alterar una política de Estado”, afirmó Negri.

Por eso ayer en la comisión, varios diputados quedaron sorprendidos por la frase de Eduardo Amadeo, peronista del Pro: la declaración conjunta se inscribe dentro “de un nuevo paradigma” sobre Malvinas.

Macri, ahora en los BahamasLeaks

Una nueva una filtración al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) revela la participación de las familias Macri y De la Rúa en sociedades offshore en Bahamas.

Tras el escándalo internacional por los Panama Papers, ahora sacude al mundo informativo los denominados #BahamaLeaks, que son documentos obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, 1,3 millón de archivos sobre más de 175.000 empresas radicadas en ese paraíso fiscal.

El diario La Nación tuvo acceso a estos datos y publicó que el holding de la familia Macri y los hijos del ex presidente Fernando de la Rúa aparecen entre los beneficiarios de sociedades constituidas en las islas Bahamas, que están inactivas desde hace varios años.

Según el diario porteño, los Macri y los hijos del ex presidente De la Rúa aparecen en los Bahamas Leaks con inversiones para realizar un emprendimiento de turismo on line y para desarrollar inversiones inmobiliarias respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.