Alemania: Evacuación récord por una bomba enterrada de la Segunda Guerra Mundial

En una obra en la ciudad de Frankfurt hallaron un proyectil de 1,8 tn -arrojado por la aviación británica- que nunca explotó. Trasladan a 60.000 vecinos.

La mayor evacuación en la historia de Alemania, de 60.000 personas, comenzó ayer en Frankfurt, un día antes de la desactivación de una bomba de la Segunda Guerra Mundial encontrada durante unas obras en el oeste de la ciudad.

Los pacientes de dos hospitales en la zona afectada fueron trasladados ayer, en esta ciudad de 700.000 habitantes situada orillas del Río Meno, en el oeste del país.

Además de los dos hospitales se deberán desalojar aún 10 residencias de ancianos.

Entretanto se ha trasladado ya al último bebé de la mayor maternidad del estado federado de Hessen en el hospital Bürgerhospital de Frankfurt, indicó Steffen Kunzmann, médico jefe de neonatología. Desde el jueves se han ido llevando a otros centros a los recién nacidos.

En total, 20 bebés se han visto afectados por la evacuación. Además, de acuerdo con datos del hospital, se han trasladado más de 100 pacientes adultos de la clínica que cuenta con 320 camas.

La bomba fue descubierta durante unos trabajos de construcción en el barrio de Westend, en el noroeste de la capital financiera alemana, donde se ubica el campus universitario. Será necesario evacuar un radio de alrededor de 1,5 km para poder llevar a cabo los trabajos de desactivación. Esto significa que más de 60.000 ciudadanos deben abandonar sus hogares.

Para evitar que ladrones y otros criminales aprovechen esta oportunidad para allanar las viviendas, la policía destinó más efectivos ayer para patrullar la zona.

Se trata de una bomba de 1,8 toneladas del tipo HC-4000, que fue lanzada por el Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) pero que no llegó a explotar al tocar tierra. Según el rotativo alemán “Bild”, contendría cerca de 1.400 kilos de material explosivo.

La mayor evacuación registrada hasta la fecha fue a finales de 2016 en Augsburgo, cuando cerca de 54.000 personas fueron evacuadas de sus casas en plena Navidad.

En Alemania es habitual que se realicen este tipo de evacuaciones debido a la aparición de bombas. En el país existen miles de ellas sin estallar en ríos, debajo de autopistas o de viviendas. Los expertos creen que hay cerca de 250.000 bombas lanzadas por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial que por algún problema técnico no explotaron en su momento. Miles de ellas se encuentran aún bajo tierra, algunas a metros de profundidad, otras muy cerca de la superficie.

Las bombas se descubren habitualmente durante los trabajos de construcción, pero también al analizar imágenes aéreas históricas.  Los expertos creen que aún se seguirán detectando artefactos explosivos sin detonar durante décadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.