Argentina-Uruguay, en riesgo de suspensión por las bombas caídas en Israel

El asesinato del líder de la Jihad Islámica motivó el lanzamiento de decenas de cohetes hacia Israel. Se suspendieron las clases y sugirieron no ir a trabajar.

Las noticias que llegan desde Medio Oriente no son las mejores. Decenas de cohetes fueron lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel luego que el Ejército de ese país asesinara al líder de la Jihad Islámica en ese enclave, lo que obligó a Tel Aviv a suspender las clases en los colegios en el sur y el centro del territorio.

Esta situación política al límite pone en jaque la realización, el lunes 18, del amistoso programado entre Argentina Uruguay en el New Bloomfield Stadium de Tel Aviv, que sería el segundo partido para la Selección Nacional en esta doble jornada de Fecha FIFA, ya que este viernes, en Arabia Saudita, se cruzará ante Brasil.

No hace mucho, en la previa del Mundial de Rusia, en plena preparación para la Copa del Mundo, la AFA había acordado un partido amistoso entre Argentinae Israel en Jerusalén, en el marco de las celebraciones del 70° aniversario de la creación del Estado de Israel.

Al conocerse la noticia, Palestina inició una intensa campaña para pedir la cancelación del partido. ¿El motivo? Consideraban que el encuentro era un apoyo para «normalizar» la ocupación de Jerusalén Este desde 1967, anexionada de manera unilateral en 1980 y que los palestinos reivindican como futura capital de su Estado.

¿Qué pasó? Fue tal el escándalo que el encuentro fue suspendido. Ahora, aunque por otros motivos, la historia podría volver a repetirse…

«Aproximadamente 50 cohetes fueron disparados desde la Franja de Gaza hacia Israel hasta las 4.10 (hora argentina). El sistema de defensa aérea interceptó aproximadamente 20 de los cohetes», informó el Ejército en un comunicado.

Las fuerzas de seguridad en Gaza informaron de varias explosiones por bombardeos israelíes en respuesta a los cohetes lanzados desde la Franja.

En la madrugada del martes, Israel llevó a cabo una operación conjunta de inteligencia en la que mató en un bombardeo selectivo a Bahaa al Ata, líder del brazo armado de la Jihad Islámica, los Batallones de Al Quds. En el ataque de precisión contra su casa, en un barrio de la ciudad de Gaza, murió también su mujer.​

El grupo islamista palestino amenazó a Israel por haber cruzado «una línea roja», movilizó a sus militantes y declaró el estado de emergencia.

El Ejército de Israel dijo estar preparado para todos los escenarios, indicó a la población en el sur y centro del país que evite ir a trabajar y prohibió reuniones de más 100 personas en las zonas aledañas a la Franja de Gaza y de más de 300 en áreas cercanas a Tel Aviv.

Además, cerró rutas en distintas partes del país, principalmente en los alrededores de Gaza, y bloqueado el ingreso a la Franja.

Se espera una decisión sobre el amistoso entre Argentina y Uruguay. La historia continuará…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.