Asunción de Alberto Fernández: la misteriosa delegación que envió Nicolás Maduro

Trascendió que venían la vicepresidente Delcy Rodríguez y el ministro Jorge Rodríguez, ambos en la lista de sancionados por organizaciones internacionales. Pero sería otro Rodríguez, de perfil más dialoguista, quien está en Buenos Aires en secreto.

La presencia de dirigentes discretamente enviados por el régimen de Nicolás Maduro a la asunción de Alberto Fernández puso en alerta a la colectividad de venezolanos que reside en la Argentina, la mayoría de la oposición. Al mismo tiempo, el secreto con que el gobierno entrante manejó su lista de invitados aumentó el misterio sobre cuestiones protocolares que normalmente se suelen dar a conocer.

Este lunes trascendió que quien viajaba al país eran la vicepresidente ejecutiva, Delcy Rodríguez, y el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez, ambos en las listas de sancionados por organizaciones internacionales -y también por Argentina-  en su intento de aislar al gobierno de Maduro, sería otro Rodríguez el que está en la Argentina: Héctor Rodríguez, gobernador de Miranda (donde gobernó Henrique Capriles) y una de las figuras dialoguistas del régimen.

Rodríguez es la joven figura que participó en el intento de abrir una mesa de diálogo en Barbados, a  mediados de año, entre el chavismo y la oposición de Juan Guaidó, y que también fracasó.  Es uno de los dirigentes juveniles del oficialista PSVU. Con todo, nadie lo confirmó en Buenos Aires aún. 

«Ante las informaciones que refieren la posible llegada a Argentina de una comitiva del régimen de Nicolás Maduro, es importante recordar los riesgos que representan estas personas, al estar sancionados por la mayoría de los países democráticos, incluida la Argentina», comunicaron desde el equipo de Elisa Trotta Gamus, quien fue reconocida como embajadora de Juan Guaidó en la Argentina por Mauricio Macri, un reconocimiento «ilegal», según dijo a este diario Felipe Solá, canciller a partir de este martes 10.

De hecho, Alberto Fernández, ya ha dicho que no reconocerá a Guaidó y sí a Maduro, aunque como si fuera un acuerdo tácito con Macri, ni el cuestionado mandatario venezolano, ni la presidente provisional de Bolivia, Jeanine Añez, fueron invitados al traspaso de mando, en Buenos Aires, este martes. Fernández ha dicho que no conoce y que nunca habló con quien sí ha sido un aliado de la próxima vicepresidente, al igual que los fallecidos Hugo Chávez y Néstor Kirchner. 

Ayer, distintos medios de prensa dijeron que un avión privado turco salió de Caracas a Buenos Aires para la asunción de Alberto Fernández. Y que en la aeronave viajaban Delcy Rodríguez, y Jorge Rodríguez, entre otros. «Ambos señalados de ser responsables del menoscabo de la Democracia en Venezuela», señalaron en el equipo de Trotta Gamus, cuyas cartas credenciales aún siguen vigentes hasta este martes.

«El 3 de diciembre de 2019 Delcy Rodríguez y Jorge Rodríguez fueron fueron sancionados por los países miembros del TIAR, al ser incluidos en una lista de 29 personas vinculadas al régimen venezolano quienes tienen prohibición de ingresar y transitar por las 18 Naciones firmantes del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, entre ellas la Argentina, señaló un comunicado recordando otros en línea similar como los de la Unión Europea.

Pero en medio del hermetismo que impera, fuentes del gobierno entrante señalaron que no son ellos sino Héctor Rodríguez quien ya estaría en el país para participar de la ceremonia de traspaso. Y obviamente tendrá sus primeros contactos con el gobierno de Fernández.

El primer mandatario que vino a la asunción de Alberto Fernández fue el cubano Miguel Díaz Canel, quien llegó el domingo con dos ministros. Están confirmados, Mario Abdo Benitez, de Paraguay; Tabaré Vázquez, de Uruguay; y el entrante presidente oriental Luis Lacalle Pou, y vendrían también Lucía Topolansky -vice saliente- y su esposo y ex presidente José «Pepe» Mujica.

Sebastián Piñera era otro de los presidentes confirmados para este martes en Argentina, pero ahora se duda de su presencia debido al siniestro de un avión de la Fuerza Aérea de Chile, que desapareció con 38 personas a bordo en camino a la Antártida. También vendrá el vicepresidente de Brasil Hamilton Mourao, tras haberse resuelto otro conflicto con Jair Bolsonaro, que estuvo a punto de no enviar a nadie.  En el camino quedaron otros invitados: los ex presidentes de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, y de Bolivia, Evo Morales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.