Azucareros de Ledesma vuelven al trabajo el miércoles en “un gesto para que se destrabe el conflicto”

La asamblea de trabajadores del Ingenio Ledesma resolvió esta tarde levantar los cortes de ruta y mantener el paro solo hasta las 5 de la mañana del miércoles, que es cuando finaliza la medida de fuerza que votó el viernes.

Luego de resolver en asamblea partieron de ese momento los obreror para retomar sus trabajo. Mientras tanto, convocarán a la empresa a una nueva ronda de negociaciones a la que le otorgan plazo hasta el viernes.

Así lo confirmó Rafael Vargas, secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros Azucareros del Ingenio Ledesma (Soeail), después de la asamblea que mantuvieron los trabajadores en la ruta 34, en Libertador Gral. San Martín. “Vamos a hacer lo que los compañeros han decidido, ir a escuchar la contraoferta de la empresa”, señaló, y agregó: “Es un gesto de la gente para que se destrabe el conflicto, y la empresa no puede aprovecharse de este impasse”.

“Ellos dicen que no van a negociar en medio de un paro, entonces ahora tienen el tiempo suficiente para que podamos empezar a negociar”, expresó.

En concreto, la asamblea decidió mantener el paro hasta las 5 de la mañana de este miércoles, para entrar en ese momento en un paréntesis en el que se retomarán las conversaciones con la patronal, que se extenderá hasta el viernes. Si para entonces no hay acuerdo, volverán a debatir en asamblea la posibilidad de tomar nuevas medidas de fuerza.

“El trabajador quiere estar en su lugar de trabajo y quiere que a la empresa le vaya bien, pero también quiere que sea reconocido el salario por el que peleamos”, dijo Vargas.

Sobre la posibilidad de que la empresa tome represalias, como ya lo hizo en el pasado, el sindicalista indicó: “Habrá que lograr que se firme un acta donde entre otras cosas se firme que los lugares de trabajo serán respetados. Los trabajadores han hecho uso de su legítimo derecho a hacer medidas de fuerza, y eso la empresa lo tiene que respetar. No habría por qué tomar represalias”.

“La empresa tiene que valorar este gesto de los compañeros para destrabar el conflicto”, agregó, y aclaró: “Esto no significa una rendición, no significa entrar cabizbajos, porque la lucha va a seguir. Si la empresa no hace un ofrecimiento serio a los trabajadores, la medida de fuerza va a continuar”.

Y advirtió: “Esto tiene que entender la empresa, que no nos vaya a dilatar, que no nos haga perder el tiempo, porque para nosotros también es una necesidad resolver esto lo más pronto posible”.

Respecto de la actuación policial del jueves pasado, analizó: “Nosotros intentamos que el Ministerio de Trabajo tenga una posición más activa para evitar la represión, lamentamos que no haya podido participar de las negociaciones, y en cambio sí pudo poner la Policía a disposición para reprimir”.

“La gente se ha defendido de manera heroica -continuó-; ha sido una forma de expresar la bronca, pero no pasó a mayores. Y la gente ha reflexionado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.