Baradel le ganó ayer al PO, seguirá en Suteba

Luego de cuatro años su lista recuperó La Plata, aunque la oposición objetó el resultado. El oficialismo se imponía por mayor margen que en 2013 a la lista de Del Plá. Esperan reimpulsar la paritaria nacional.

La Lista Celeste-Violeta encabezada por Roberto Baradel arrasó en las elecciones que se realizaron ayer en la provincia de Buenos Aires para elegir a las autoridades del Suteba para el período 2017-2021. En ese marco, la agrupación que lidera el dirigente que también conduce la CTA provincial recuperó la seccional La Plata, que había perdido en los comicios del 2013.

Baradel, quien conduce la mayor organización docente bonaerense desde el 2004, revalidó títulos imponiéndose por una amplia diferencia a la dirigente troskista y profesora secundaria de La Matanza, Romina Del Plá.

Con casi el 60% de mesas escrutadas, la Celeste-Violeta obtenía el 72,33% de los votos, mientras que la Lista Multicolor alcanzaba el 25,70%. Los sufragios en blanco no llegaban al 2%.

En la sede del Suteba, donde Baradel dio una breve conferencia de prensa cerca de las ocho de la noche, estaban más que exultantes.

“Estamos muy, muy felices”, dijo el dirigente docente, para acotar: “Saben perfectamente lo que tuvimos que pasar”. Y si bien prefirió no entrar en detalles y dejar el tema “para otro momento”, los presentes entendieron que “se refirió a la campaña que desde principios de año llevan adelante el gobierno provincial y el nacional contra el Suteba en general y contra su figura en particular”, comentaron cerca del cabeza de lista.

En rigor, el sorprendente triunfo de Baradel -no por el resultado sino por los números que arrojó el escrutinio- podría interpretarse como un duro golpe para el gobierno de María Eugenia Vidal, más aún cuando el conflicto docente ha entrado en un callejón de difícil salida (ver aparte).

Luego apuntó por elevación al presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien hace poco habló en duros términos del sindicalismo docente, al que incluso le adjudicó actitudes mafiosas. “Nosotros vivimos como decimos. Somos maestros y nos van a encontrar siempre recorriendo escuelas, en nuestros barrios y ciudades. Eso es algo que muchos no entienden, el sindicalismo no es mala palabra”, realzó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.