Brasil: Grabaron a Temer aprobando sobornos

Manifestantes se volcaron este miércoles a las calles de San Pablo, Brasilia y otras capitales para exigir la renuncia del presidente Michel Temer y la convocatoria a elecciones anticipadas.

El Gobierno de Brasil y el propio sistema institucional del país vecino quedaron al borde del abismo en la noche del miércoles, cuando el sitio de Internet del diario O Globo reveló que el presidente, Michel Temer, fue grabado por un importante empresario aprobando el pago de una coima a un poderoso político. El caso pone al mandatario en peligro de sufrir un proceso de destitución fulminante.

Temer divulgó de urgencia un comunicado en el que admitió la reunión en la que supuestamente fue grabado, pero negó haber dado vía libre a un soborno. Se trata de una apuesta de altísimo riesgo en caso de que la cinta se haga pública, ya que eso haría añicos de inmediato su Presidencia.

Joesley Batista, uno de los dueños del gigante mundial de las carnes procesadas JBS, fue el autor de la grabación, en la que el Presidente avala la compra del silencio de uno de los emblemas de la corrupción en Brasil, el exjefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, considerado el cerebro del juicio político a Dilma Rousseff.

Según la información, que disparó inmediatas versiones de renuncia o destitución del jefe de Estado, este le dijo a Batista que el diputado Rodrigo Rocha Loures sería el encargado de resolverle un problema. Poco después, Rocha Loures, perteneciente al Partido del Movimiento Democrático (PMDB) de Temer, fue filmado al recibir una valija con medio millón de reales, alrededor de 160.000 dólares, de parte de Batista.

Una renuncia era una de las hipótesis que se manejaban, pero quedó desactivada en el cortísimo plazo tras la difusión del mencionado comunicado oficial. Sin embargo, el estallido de cacerolazos en las principales ciudades brasileñas volvió de inmediato a generar zozobra y las versiones regresaron.

Otra opción contra Temer es que sea sometido a un impeachment como el sufrido por Dilma, pedido que, de hecho, ya fue presentado formalmente en la cámara baja por legisladores de la oposición de izquierda.

Todos los escándalos en el Brasil de hoy son colosales y Temer no es el único involucrado en este. En otra grabación de los Batista mencionada por O Globo, el senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), aparecería 2 millones de reales (unos 650.000 dólares) en negro. El dinero habría sido entregado a un primo del político en una cena que fue filmada de incógnito por agentes de la Policía Federal.

El Partido de los Trabajadores no puede festejar ni siquiera la desgracia de sus enemigos, los artífices de la caída de Dilma. Guido Mantega, quien fuera ministro de Hacienda de Luiz Inácio Lula da Silva y de la propia Rousseff, era el encargado de negociar montos para distribuir en su agrupación, dicen los delatores.

Brasília- DF- Brasil- 10/03/2015- Vice-presidente Michel Temer se reúne com presidente da Câmara, Eduardo Cunha (Fabio Rodrigues Pozzebom/Agência Brasil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.