Campaña atípica sin agenda y con baja exposición en las previa a las PASO

Los precandidatos no tienen aún alta presencia pública y las acciones son de poca intensidad. Ayer comenzaron a difundirse los spots.

La campaña electoral hacia las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se realizarán dentro de 20 días, ingresó ayer en su segunda semana sin que aparezcan indicios acerca de una alteración de la atipicidad que la caracteriza, casi por igual en el oficialismo y en el conjunto de la oposición.

Las razones de esa común atipicidad, definible en una campaña de baja intensidad y sin mayor exposiciones públicas, especialmente en la provincia de Buenos Aires, escenario de la pelea de fondo de la legislativa de medio término, son distintas si se trata de la coalición gubernamental Cambiemos o de la kirchnerista Unidad Ciudadana (UC), como también de la massista 1País.

Ninguna de las dos primeras fuerzas anticipa cuál será la agenda de campaña del día. Ayer, Mauricio Macri hizo su tercera visita al Gran  Buenos Aires desde el inicio de la campaña: poco antes del mediodía y después de llegar en un helicóptero a Campo de Mayo, visitó las obras de construcción del metrobús en el municipio de 3 de Febrero, limítrofe con la Capital, que gobierna el macrista Diego Valenzuela.

Pero hasta el momento de su visita nadie conocía oficialmente la actividad del Presidente, salvo que estaría en el Gran Buenos Aires. Sucedió lo mismo la semana pasada, ya iniciada la campaña, cuando inauguró un centro de trasbordo en la populosa La Matanza y visitó obras cloacales en Avellaneda, municipios gobernados por los kirchneristas Verónica Magario y Jorge Ferraresi.

La razón de semejante sigilo oficial, que alcanza incluso a los propios principales precandidatos a senadores y a diputados al momento de visitar “territorio hostil”, es prevenir cualquier eventual “escrache” que pueda reproducirse negativamente en las redes sociales y afectar sus imágenes. Hasta el mismo intendente de 3 de Febrero lo reconoció en parte ayer: “No avisamos a nadie no sólo por los que están en contra nuestro sino también por los que están a favor. El Presidente prefiere dialogar mano a mano con la gente”.

Por el lado de la UC, la campaña tiene la misma característica. Cristina Fernández de Kirchner visitó la primera semana de campaña un tambo en Junín y un hospital en La Matanza sin anticipar esas visitas. La razón, en el caso de la ex Presidenta y precandidata a senadora, es sin embargo distinta a la de Cambiemos: desde su lanzamiento en el acto de Arsenal, su estrategia de campaña es que la precandidatura ocupe un segundo lugar y que el primer plano sea para “las víctimas” de la política económica y social del gobierno de Macri.

Esa estrategia se vio reflejada también en los spots de campaña que empezaron a difundirse ayer. No aparece su imagen ni la del segundo precandidato senatorial, el ex ministro Jorge Taiana, aunque sí sus nombres. En cambio, el grueso de la publicidad es para frases como “Macri, no quiero vivir con miedo a que me despidan”; o “No puedo vivir con la plata de mi jubilación”, para cerrar con el eslogan central: “En estas elecciones, el mensaje es tu voto”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.