Cayó un narco Ledesmense, era uno de los más buscado de Argentina

Andaba en una Hummer y movía la cocaína en avionetas

Su nombre es José Miguel Farfán, aunque circulaba con identidades falsas por ser uno de los narcotraficantes más buscados de la Argentina. Así logró ingresar a Bolivia, donde vivía como un millonario y enviaba cocaína al país en avionetas.

Este miércoles por la tarde, en un operativo en conjunto entre Gendarmería y las fuerzas de seguridad locales, fue detenido en Santa Cruz de la Sierra.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, informó que Farfán (58) fue arrestado sobre las 17 en el centro de la ciudad. «Está clasificado entre los seis más buscados por la Justicia argentina», detalló sobre quien estaba prófugo desde 2015 y era buscado por Interpol. 

Oriundo de la ciudad jujeña Libertador General San Martín, se presentaba como agricultor y sus últimos domicilios conocidos figuraban en la localidad salteña de Apolinario Saravia y en San Miguel de Tucumán.

El capo narco argentino ingresó a Bolivia con una cédula falsa. Desde allí, traía cocaína en avionetas. Y tenía una vida lujosa: residía en una mansión y circulaba por las calles con una camioneta Hummer color amarilla.

Al momento de ser detenido iba con su hijo en una Suzuki Vitara por la avenida Cristo Redentor, en las afueras de la ciudad boliviana. Su documentación decía que se trataba de Miguel Ángel Zalasar Yabi, pero esa identificación era apócrifa.

Además de las acusaciones por tráfico de drogas, está señalado por coimear jueces. Uno de ellos fue José Antonio Solá Torino, para que levantara una orden de captura. Por ese hecho, el magistrado recibió una pena de 6 años de prisión. El otro es el ya conocido Raúl Reynoso, del Juzgado Federal de Orán.

La foja de antecedentes de Farfán marca en detalle su faz delictiva y su llegada a, por lo menos, un par de jueces.

Condenado por narco de cinco años y con el beneficio de salidas transitorias, en enero de 2004 no regresó a la prisión y se dictó su inmediata captura. Cae el 16 de mayo de 2008. Lo detiene Policía de Seguridad Aeroportuaria en Tucumán.

Pero en 2010 obtiene la excarcelación en una decisión que dio lugar a la causa por la que se condenó a Solá Torino.

Una serie de escuchas realizadas por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) permitió conocer que el magistrado le llegó a pedir hasta 50 mil pesos y un auto para destrabar el pedido de captura del narco que pretendía viajar a España con una gran cantidad de cocaína.

En septiembre del año 2013 ocurre el secuestro de 400 kilos de cocaína en Salta y se desmantela parte de una organización dedicada al transporte de droga a través de aeronaves. La banda era liderada por José Miguel Farfán. Esa causa estuvo en poder del juez Reynoso.

Farfán cae detenido en 2014 en un control de Gendarmería Nacional. Se consulta con el Juzgado Federal de Orán (Reynoso) y se dispone su inmediata libertad.

El juez Reynoso es detenido en noviembre de 2015. Farfán ya vivía en Santa Cruz de la Sierra y no regresa a la Argentina. Se dictó la rebeldía de Farfán y se pidió su inmediata detención.

El Ministerio de Seguridad de la Nación ofrecía una recompensa de 500 mil pesos “por información que conduzca directamente” a su arresto.

1 pensamiento sobre “Cayó un narco Ledesmense, era uno de los más buscado de Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.