Chequeos, ejercicio y alimentación: las tres claves para prevenir el cáncer de mama

La dieta contribuye a reducir las chances de padecer la enfermedad junto con un estilo de vida saludable y los controles de rutina.

El mes de octubre se conoce como el “mes rosa” porque está dedicado especialmente a difundir información con respecto a la prevención contra el cáncer de mama. Se estima que una de cada 8 mujeres desarrollará este tipo de enfermedad a lo largo de su vida.  La incidencia de cáncer de mama se encuentra en aumento en el mundo debido a varios factores. Argentina es el segundo país de la región con mayor prevalencia de la enfermedad y en la actualidad se registran 19 mil nuevos casos por año. Los varones representan el 1% del total.

“Aumentó la incidencia por un lado por el aumento de la expectativa de vida. Por otro, la mamografía que es el estudio de diagnóstico principal mejoró mucho y se hizo más masivo, por lo que más mujeres concurren a hacérselo antes de que se palpen algo y esto permitió desde los ochenta que incrementara el diagnóstico de lesiones que antes no veíamos”, explicó a PERFIL Juan Luis Uriburu, Jefe del Servicio de Mastología del Hospital Británico (MN:72558).

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en Argentina, con más de 5.800 casos al año

La medida de prevención más efectiva es la mamografía, un estudio que se realiza por primera vez a los 35 años y luego cada año a partir de los 40, según recomendaciones de la Sociedad Argentina de Mastología (SAMAS) y de la Sociedad Argentina de Radiología (SAR). “Al haberse masificado este estudio el diagnóstico se lleva a cabo más temprano y el cáncer se detecta en gran parte es en estadio iniciales, por lo que la gran mayoría se pueden curar y con tratamientos menos agresivos” precisó el experto en mastología.

Antes de eso, la mujer se revisa con estudios ginecológicos como mamarios anualmente, especialmente si se cuentan con antecedentes familiares, puesto que en ese caso los chequeos se empiezan 10 años antes que la edad de diagnóstico del pariente. Cabe destacar que existe el especialista concreto para el estudio de mamas: el mastólogo, a quien se debe consultar ante una duda.

Además, los expertos recomiendan el autoexamen mamario, que debe llevarse a cabo una vez al mes a través de una palpación simple. “Es bueno para que la mujer se conozca, a sus mamas, y para que tenga la disciplina del recuerdo para hacerse el chequeo anual y si nota algo raro consulte”, destacó Uriburu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.