Con casi la mitad de la planta paralizada, Arcor achicó 10% del personal en la capital de San Luis

La multinacional argentina productora de alimentos anunció la desvinculación de 42 empleados en una fábrica con un total de 444 trabajadores.

La multinacional argentina Arcor anunció la desvinculación de 42 empleados de su planta ubicada en la ciudad capital de San Luis “con fin de garantizar la continuidad de sus operaciones” ante la crisis del consumo que atraviesa el país, que llevó a que la fábrica funcione apenas en el 55% de su capacidad instalada.

En un comunicado de prensa, la empresa confirmó que “actualmente se encuentra implementando un plan de adecuación de la dotación, que alcanza a 42 colaboradores de un total de 444”.

Esta acción se suma a los “planes de retiro y la posibilidad de traslado a otras plantas del grupo” que se habían implementado en los dos meses anteriores y que había tenido una adhesión de 14 empleados con jubilaciones próximas a concretarse, según pudo saber BAE Negocios de fuentes de la firma alimenticia.

A pesar de que Arcor cuenta con otras dos plantas de producción y distribución en la ciudad puntana de Villa Mercedes, ninguno de los empleados optó por el traslado.

La planta de la ciudad de San Luis, que cuya “base cuenta con 12 líneas de producción y 5 centros de envasado, en donde se elaboran productos del Negocio Chocolates”, representa casi un tercio de los 1200 puestos de trabajo que tiene bajo su órbita. Los otros dos puntos están destinados al consumo masivo -con producción de galletas- y a la distribución.

“En los últimos años, la planta de Arcor ubicada en la localidad de San Luis ha implementado cambios en sus líneas con el objetivo de contribuir con la competitividad y sustentabilidad de la operación”, detalló el comunicado, que destacó que “en este marco, se incorporaron líneas como el caso de toda la producción nacional de la temporada de pascua y la línea de tabletas de chocolates”.

Producto de la crisis del consumo por la que atraviesa la economía nacional, Arcor sostuvo que “se discontinuaron algunas líneas de baja utilización, principalmente las vinculadas a la producción de golosinas”.

“Cabe destacar que esta planta no es ajena al contexto general de la economía y debido a la caída generalizada de consumo ha sufrido una merma importante y permanente en su nivel de actividad, con un grado de ocupación promedio por debajo de los últimos años”, enfatizó el comunicado.

Según las fuentes consultadas por este diario, la capacidad ociosa de esa planta es de 45%, por encima del promedio general de la industria, que en agosto marcó 60,5% para la industria en general, y de 63,3% para los productos alimenticios y bebidas, según el último informe del Indec.

“Frente a este contexto y con fin de garantizar la continuidad de sus operaciones, esta base ha ofrecido entre otros, planes de retiro y la posibilidad de traslado a otras plantas del grupo, y actualmente se encuentra implementando un plan de adecuación de la dotación, que alcanza a 42 colaboradores de un total de 444”, concluyó el comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.