Condenaron a muerte a 16 hombres por quemar viva a una joven

Individuos disfrazados con burkas la engañaron para subir a la azotea de una escuela coránica, donde le pidieron que retirara la acusación contra el director del colegio. Como se negó, la rociaron con gasolina y la mataron.

La justicia de Bangladés condenó a muerte a 16 personas por el asesinato de una joven de 19 años, quemada viva tras haber denunciado al responsable de su escuela coránica por acoso sexual.

La muerte de Nusrat Jahan Rafi el pasado abril había conmocionado al país y provocado importantes manifestaciones. Los 16 acusados, entre ellos el profesor de la chica, estaban siendo juzgados desde junio por un tribunal en Feni, al sureste del país.

Según las autoridades, la joven fue conducida al tejado de la escuela coránica en la que estudiaba. Los agresores le dijeron que retirara la denuncia que había presentado contra el responsable del centro por acoso sexual, pero ella se negó.

Parientes de los acusados reaccionan al veredicto (Reuters)

Los hombres la rociaron con gasolina y la quemaron viva. Cinco días más tarde murió debido a la gravedad de sus heridas y su caso sacudió a este país de 160 millones de habitantes. Los acusados intentaron hacer pasar el asesinato por un suicidio, según la investigación policial.

En el juicio, todos se declararon inocentes. Ocho de ellos dijeron que se les había obligado a firmar confesiones del crimen y denunciaron torturas.

El hermano de la joven, Mahmudul Hasan, afirmó a Efe estar satisfecho con la sentencia.»Estamos satisfechos con el veredicto, aunque nos sentimos inseguros porque los acusados nos amenazaron abiertamente en la corte. Esperamos que la primera ministra asegure nuestra seguridad como había prometido», afirmó.

Mujeres sostienen pancartas con el rostro de la víctima (AFP)

Los defensores de derechos humanos han seguido este caso muy de cerca, en un momento en que aumentan las violaciones y los casos de acoso sexual en Bangladés. El grupo de defensa de las mujeres Bangladesh Mahila Parishad, estima que solamente un 3% de los casos de violación merecen condenas penales en el país.

Organizaciones locales como la ONG Odhikar aseguran que en 2018 al menos 47 mujeres, incluidas 32 menores, murieron tras ser violadas en Bangladesh y que se documentaron unos 635 casos de abusos sexuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.