COVID-19: la actvidad fisica es la clave en esta pandemia

En este contexto de la pandemia de COVID-19, la actividad física tiene un impacto sumamente positivo en la salud, ayudando a manter, fortalecer  y mejorar  nuestra calidad de vida y sistema inmunológico.

El profesor Gabriel Vega, entrenador en Strong Training Center, explica que “la actividad física  tiene múltiples beneficios como, ayudar a prevenir la depresión, reducir el riesgo de la hipertensión, cardiopatías coronarias, ACV, diabetes tipo 2, Cáncer de mamas y de Colón.  Además, nuestro sistema inmunológico se ve fortalecido cuando realizamos actividad física moderada, mejorando además la salud ósea y funcional .

El ejercicio es planificado con el objetivo de la mejora o el mantenimiento de los componentes de la aptitud física, por lo cual, el ejercicio, es una variedad de la actividad física, determinante clave en el gasto energético, fundamental  en el control de peso y equilibrio calórico”, sostiene Vega.

“La actividad física abarca el ejercicio y otras actividades propias de la vida diaria que involucran los momentos de juegos, el trabajo, algunas formas de transporte activo como caminar, tareas domésticas y actividades recreativas, por esto , aumentar la actividad física es elemental”.

“Durante los tiempos de confinamiento se bajó considerablemente la cantidad de veces que nos movemos al día, lo que genera un peligro y consecuencias físicas, mentales y emocionales, por esto, actualmente es doblemente importante dedicarle un tiempo exclusivo al desarrollo  de actividad física”, expresó.

Siguiendo los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Vega recomienda que en niños y adolescentes de entre 5 y 17 años, se debe incluir actividad física moderada con un mínimo de 60 minutos de actividad diaria. Para los adultos de entre 18 a 64 años, la recomendación es  de desarrollar  150 minutos  de actividad física moderada, semanales.

“Teniendo en cuenta que hay personas que actualmente continúan el confinamiento, se les recomienda ser lo más activas posibles, realizar como mínimo 3000 pasos  diarios en la casa para tratar de mantener el equilibrio energético o hacer ejercicios simples dentro del hogar, moderados o leves que ayuden a mejorar la circulación”, agregó.

Finalmente, si una persona tuvo COVID-19, el acompañamiento de un profesional a la hora de realizar actividad física es muy importante, ya que este virus deja muchas secuelas, afectando sobre todo en el sistema respiratorio, concluyó el profesor Vega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: