Cristina Kirchner mostró su casa de El Calafate tras los allanamientos

A través de un vídeo publicado en YouTube la ex mandataria aseguró que la propiedad no fue allanada sino que fue “tomada”.

A través de un video publicado en YouTube, Cristina Kirchner mostró su casa de El Calafate y denunció que había sido gravemente dañada durante los allanamientos ordenados por el juez Bonadio.

“Estoy en Calafate. Llegué el viernes, no venía desde junio. Cuando vi lo que Bonadío había hecho en mi casa confirmé que no me había equivocado”, dice la descripción del video de 17 minutos en el que la exmandataria recorrió varios ambientes de la propiedad

Durante la secuencia titulada “En mi casa de Calafate”, la ex mandataria asegura que su casa no fue allanada sino que fue “literalmente tomada por la gente que Bonadio envió».

Según su relato, el procedimiento que se hizo en el marco de la investigación por los cuadernos de las coimas, no fue más que un acto de persecución y humillación.

«No fue para recabar información en la investigación de la causa que tiene a su cargo sino simplemente como un paso más, como un capítulo más, de humillación y de persecución fundamentalmente», asegura.

«Yo quiero que me acompañes porque te quiero mostrar lo que pasó realmente. Pasó lo que dije que iba a pasar. ¿Vos te acordás que cuando se discutió esto en el Senado yo había pedido que por favor se establecieran las condiciones para que no se rompiera nada y para que no fuera sustraído nada que fuera del ajuar de la casa y que no tuviera que ver absolutamente nada con investigación? Bueno, todas mis peores prevenciones o mis peores predicciones desgraciadamente se cumplieron«, explica respecto de las razones que motivaron la creación del video.

«Adelante, vení. Esta es la entrada a la planta baja de mi casa. Mi casa tiene planta baja, nivel intermedio y piso superior; estamos entrando a la planta baja», dice CFK para demostrar que su casa no posee subsuelos.

«Una cinta, una bicicleta, un no sé cómo se llama esto y otro aparato. Esto es lo que se llamó pomposamente «el gimnasio que está en la planta baja de mi casa», continúa.

«Vinieron a buscar sabe Dios qué cosa. Millones de dólares, lingotes. No sé. Lo único que se llevaron fueron las bandas nuestras presidenciales, los bastones presidenciales mío, de Néstor y del ex presidente Héctor J. Cámpora, cuya familia le había dado a Néstor, en el año 2006, en una emotiva ceremonia en el Salón Blanco le había dado para que él las tuviera«, sostiene.

Además, mostró los huecos que los pesquisas hicieron en paredes y revestimientos en busca de los lugares donde podría haber documentos, dinero u otros valores escondidos. «Como no encontraban nada se ensañaron con esta parte de la casa, porque creían que esta pared escondía, no sé, una bóveda«, contó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.