Día de Todos los Santos

Cada año, el 1 de noviembre muchos católicos romanos y otros cristianos en todo el mundo celebran el Día de Todos los Santos.

El 1 de noviembre se conmemora el Día de Todos los Santos, una festividad religiosa en la que la Iglesia celebra la llegada de millones de personas al cielo.

Este día se lo conoce así porque «Santos» son todos aquellos que llegaron al cielo, no sólo los que fueron canonizados y son elegidos por la iglesia como ejemplos de vida cristiana.

En las oraciones del día de mañana, los sacerdotes también convocan a pedir para que los que tienen causas abiertas de canonización alcancen la pronta glorificación.

Además, hay que diferenciar esta festividad con lo que sucede el 2 de Noviembre, Día de Todos los Difuntos. En ese día, los vivos realizan ofrendas para que los muertos puedan superar el purgatorio y alcancen la vida eterna.

¿De dónde vino el Día de Todos los Santos?

Aunque ahora se celebra en noviembre, el Día de Todos los Santos se celebró originalmente el 13 de mayo, aunque el origen no se puede rastrear con certeza, según la Enciclopedia Británica. El papa Bonifacio IV comenzó formalmente lo que luego se conocería como el Día de Todos los Santos el 13 de mayo de 609 después de Cristo cuando dedicó el Panteón en Roma como una iglesia en honor de la Virgen María y todos los mártires.

La fecha actual del 1 de noviembre fue establecida por el papa Gregorio III durante su reinado (731-741 dC) cuando dedicó una capilla en la Basílica de San Pedro de Roma en honor de todos los santos. Si bien esta celebración se limitó originalmente a Roma, más tarde en el año 837 el Papa Gregorio IV ordenó la celebración oficial del Día de Todos los Santos cada 1 de noviembre y extendió su celebración a toda la Iglesia.

Todos los santos realmente significa TODOS los santos

Si bien muchos santos canonizados celebran con su propio día en día en particular (como por ejemplo San Patricio), los santos que no han sido canonizados no tienen un feriado particular. El día de Todos los Santos reconoce a aquellos que han alcanzado el cielo, pero su santidad es conocida solo por Dios. Aun así, las celebraciones católicas tienden a centrarse en santos conocidos, aquellos canonizados por la Iglesia Católica.

Una obligación sagrada

De acuerdo con Catholic Online, dentro de la Iglesia Católica, el Día de Todos los Santos generalmente se considera un Día Sagrado de Obligación, lo que significa que todos los católicos deben asistir a misa a menos que sean impedidos por enfermedad u otra excusa suficiente. Después de la Reforma Protestante, muchas sectas protestantes conmemoran el Día de Todos los Santos. Los metodistas, por ejemplo, lo reconocen como un día de dar a Dios una sincera gratitud por la vida y la muerte de los santos, según Christianity.com.

Celebraciones en todo el mundo

Aunque no es un día festivo en Estados Unidos, el Día de Todos los Santos se celebra públicamente en muchos países. En Francia y Alemania, las personas tienen el día libre de trabajo y los negocios están cerrados. En Filipinas, el Día de Todos los Santos se conoce como “Undas” y no es solo para recordar a los santos, sino para honrar y rendir homenaje a los seres queridos fallecidos, generalmente con oraciones, flores y buenas ofrendas y tumbas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.