Día Mundial de Lucha contra la Poliomielitis

El continente americano fue declarado libre de poliomielitis en 1995, pero la enfermedad sigue afectando a niños en Afganistán y Pakistán.

Se trata de un terrible flagelo inmunoprevenible que aún afecta a niños en distintas regiones del mundo.

Existen 3 tipos de virus de esta patología llamados 1, 2 y 3, aunque uno de ellos, el tipo 2, se declaró erradicado en septiembre de 2015, por lo que hace tres años se retiró el componente 2 de la vacuna Sabin oral que se utilizaba y Argentina, junto con otros 122 países, hizo un cambio sincronizado en el esquema de vacunación: se reemplazó la vacuna Sabin oral trivalente, por la Sabin oral bivalente, que protege contra polio 1 y 3 y se incorporó la vacuna inyectable Salk, que es trivalente, que asegura la protección contra la polio luego del cambio.

En 1988, la 41° Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución sobre la erradicación mundial de la poliomielitis que marcó la creación de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, encabezada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Rotaria Internacional, el CDC y UNICEF.

En América el último caso autóctono fue en 1991 en Perú, y en Argentina se registró en la provincia de Salta en 1984, por lo que el continente fue declarado libre de poliomielitis en 1995.

Sin embargo, las fechas posibles para la erradicación final de la enfermedad fueron modificadas en varias oportunidades y aún no se ha conseguido esa meta.

Cuando Rotary y sus socios colaboradores pusieron en marcha la Iniciativa para la Erradicación Mundial de la Poliomielitis hace más de 30 años, la polio paralizaba a 1.000 niños cada día. Desde entonces, los casos de polio han disminuido en 99,9 por ciento, de 350.000 casos anuales en 1988 en 125 países a 33 casos de poliovirus salvaje en 2018 presentes en sólo dos países: Afganistán y Pakistán.

«Los rotarios mantenemos nuestro compromiso de finalizar nuestra tarea. Ahora que estamos a punto de erradicar la polio, Rotary y sus socios colaboradores deben mantener el avance logrado y continuar vacunando a cada niño contra esta enfermedad. De no contarse con todos los fondos necesarios y con la voluntad política de los gobiernos, esta enfermedad paralizante podría resurgir en países donde ya ha sido erradicada y poner a la infancia mundial en riesgo», sostienen desde Rotary Club Libertador Recoleta, unos de los clubes que integra una red mundial compuesta de 1.200.000 personas dedicadas a solucionar problemas de la comunidad.

Rotary se comprometió a recaudar 50 millones de dólares por año para apoyar las labores de erradicación de la polio en el mundo. Por su parte, la Fundación Bill y Melinda Gates aportará dos dólares por cada dólar que Rotary destine a esta causa, para una contribución total de 150 millones de dólares. Así, ya lleva aportado más de 1.900 millones de dólares a la lucha contra la polio desde 1985.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.