Diputado peronista por amenazar a su ex mujer es imputado

Mario Díaz lleva 15 años casado con la abogada Gabriela Noé. Él asegura que hace tres años están separados y ella se enojó porque le pidió el divorcio. Por ahora no analizan sanciones políticas.

Otra denuncia por violencia de género apuntó a la dirigencia política, aunque esta vez el cimbronazo fue en la oposición. Ayer se conoció que el diputado del Partido Justicialista Mario Díaz, quien también preside la comisión Bicameral de Seguridad, fue denunciado por su ex esposa, Gabriela Noé, por una supuesta amenaza de muerte.

La primera consecuencia judicial para el legislador fue su imputación, acompañada de una prohibición de acercarse a menos de 500 metros de su ex pareja.

Según la información brindada por un comunicado de la Procuración, debido a la baja condena del delito investigado (amenazas simples) y a la ausencia de antecedentes, Díaz no quedó detenido.

Si bien la denuncia fue radicada en la comisaría Novena de Guaymallén, el hecho se conoció por una publicación que hizo la mujer en las cuentas de Facebook propia y de Díaz. La novedad no demoró en trascender en los medios de comunicación durante la mañana de ayer.

Ante este vértigo, el diputado salió rápidamente a desmentir toda acusación y a decir que se trató de una especie de venganza de la mujer porque él le pidió el divorcio luego de tres años de estar separados. A su vez, ofreció que se le quiten los fueros de legislador para ser investigado.

“Yo llevo casado 15 años y 12 conviví con ella. Desde hace tres años no comparto nada con ella. La semana pasada volví de vacaciones y le dije que me iba a divorciar y ella, que es abogada, me dijo: ‘Preparate que vas a recibir lo peor, vas a ser un (Rubén) Giacchi’”, relató el diputado acusado, que también preside el club San José, último campeón del básquet local.

La comparación en cuestión es con el ex ministro de Salud, quien renunció hace dos semanas luego de ser denunciado por su entonces pareja, Laura García, quien lo acusó de haberla golpeado durante su fiesta de cumpleaños. Giacchi quedó imputado por lesiones leves y tampoco fue detenido.

Ese hecho también terminó siendo un “golpe” para el gobierno de Alfredo Cornejo, al tratarse de una salida traumática de un colaborador directo del Gobernador. De allí que este nuevo episodio traiga algunas dudas sobre lo que puede llegar a pasar con el presidente de la Bicameral de Seguridad, aunque a priori no se prevén sanciones políticas.

Los Andes intentó, sin éxito, comunicarse con Noé, también simpatizante del peronismo. Desde la Fiscalía informaron que si bien el denunciado es una persona pública, ella optaba por no dar información a los medios.

La mujer dijo a la Justicia haber recibido amenazas en diversas oportunidades durante el presente enero. Pero como aclara la información oficial, se trata de conversaciones sin testigos, ni grabaciones, ni videos que corroboren lo denunciado. Tampoco hay presentaciones judiciales anteriores sobre violencia en la pareja.

Ante las versiones enfrentadas, el fiscal Mauro Perazzi ordenó una serie de medidas de prueba para intentar llegar a la verdad, como el registro de llamadas telefónicas entre el diputado y su ex mujer, filmaciones de cámaras cercanas al lugar donde se produjo el encuentro y los exámenes psicológicos de rigor de ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.