Donará su médula ósea a una joven de Finlandia

Se trata de Natalia Roth, quien tomó la decisión de donar médula ósea y resultó ser «100% compatible» con una adolescente finlandesa de 19 años que padece leucemia.

La solidaridad no sabe de distancias y la prueba fehaciente de ello es Natalia Roth, una joven pigüense de 25 años que en un verdadero gesto altruista tomó la valiente decisión de ser donante de médula ósea, y resultó ser «100% compatible» con una adolescente de 19 años, que vive en Finlandia y padece leucemia.

La estudiante de Bioquímica, contó su historia y resaltó la importancia de donar médula ósea.

«Esto empieza en el 2015 que yo tomé la decisión de ser donante de médula ósea. Concurrí al Hospital Municipal para registrarme como donante y allí comenzó todo esto de estar en el Registro Nacional de INCUCAI«, explicó.

La oriunda de Pigüé recordó que desde el propio organismo se comunicaron con ella para expresarle que, «según estudios de baja complejidad, era compatible con una persona que estaba en Finlandia» y necesitaba un trasplante urgente.

A partir de allí, Natalia repitió los procedimientos en la ciudad de Buenos Aires y las muestras se enviaron al país nórdico para determinar la compatibilidad entre donante y receptor.

«Mucha gente me preguntó el motivo, y la verdad que no recuerdo el motivo de peso. Creo que la profesión que elegí, de estudiar una carrera afín a la salud me hace ser consciente de que existen enfermedades graves como en el caso de esta paciente«, justificó su decisión.

Natalia sostuvo que para este tipo de pacientes, «hay otros tratamientos posibles», pero a veces la única alternativa resulta ser el trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH)

«Supongo que para esta persona es vital y si todo sale bien va a cambiar su vida», se esperanzó.

La joven además se sumó a la tarea de difundir por redes sociales la importancia significativa de donar médula ósea.

«Es muy importante ponerme en el lugar de la otra persona, y todo lo que podría llegar a vivir y lo que me queda por vivir a mí. Es algo que implica un poquito de nuestro tiempo, que no nos perjudica absolutamente nada y que a otro ser humano lo puede ayudar un montón«, argumentó.

Luego de someterse a la prueba de compatibilidad con la receptora, quedó establecido que a partir del año que viene la donación llegará finalmente a la persona afectada.

«Es una donación a un país del extranjero y por ahí tiene que ver con los tiempos que se manejan en el otro país, y cómo se rigen sus normas», dijo con relación los plazos del proceso.

Según Natalia, lo que vivió tras anunciar su decisión «fue un antes y un después» en su vida. Con un impacto que no sólo trascendió las barreras locales y nacionales, sino que hasta desde Ecuador se contactaron con la joven para conocer su historia.

Con respecto a las posibilidades y sus deseos de conocer a la paciente, la estudiante manifestó que le «encantaría poder conocerla», aunque aclaró que, por razones de protocolo, su identidad se conoce «al año que se hace efectiva la donación«.

De todas formas, la pigüense afirmó que le «alcanza con saber que el trasplante funcionó y que la vida de esa persona mejoró».

Natalia resaltó la buena predisposición de las autoridades de INCUCAI para «acomodar las fechas de sus viajes» a Capital Federal, en función de que no se vea alterado el curso normal de su carrera universitaria.

«Lo que queda es viajar a Buenos Aires para un chequeo médico donde van a constatar que todo realmente esté bien para efectuar la donación. Recién el próximo año se llevaría a cabo la donación en sí. Eso es lo que tengo hasta el momento», informó.

Por último, la joven mostró su sorpresa por toda la repercusión obtenida desde que se conoció la noticia.

«No esperé terminar así el año. Pensé que me iba a recibir, que lo iba a lograr y esto le suma un plus. Así que arrancaré el año con noticias lindas«, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.