El auto 0 km más barato del mercado en Argentina cuesta 136.000 pesos puesto en calle

Hay solo dos modelos por debajo de los $ 150.000 y uno de ellos no se consigue por falta de stock. Además, los gastos de patentamiento aumentaron 58% en un año. Los costos de entrega rondan los $ 20 mil.

Entre devaluaciones e inflación, los autos han duplicado su valor en los últimos años. Tanto es así que, hasta 2015, se podían encontrar algunos modelos por debajo de los $ 100.000 y hoy la opción más económica no baja de $ 136.000, puesto en la calle.

Según estadísticas de la Cámara de Comercio Automotor (CCA), el auto más accesible en el mercado argentino es el Fiat Uno Cargo 1,4 Evo, cuyo valor de lista es de $ 116.400. Ese valor representa la extinción de los autos con precio por debajo de los $ 100 mil. En enero de 2015, el mismo auto costaba $ 92.600, pero un aumento del 25,70% lo hizo superar esa barrera.

Además, no se pueden dejar de lado los gastos de entrega, en los que se incluye inscripción en el registro, sellos y otros gastos administrativos. En promedio el comprador debe desembolsar $ 20.000 a la hora de retirar el auto, según informaron concesionarias de Fiat, Renault, Ford y Chevrolet que fueron consultadas.

De ahí se desprende que el auto más económico cuesta en la actualidad $ 136.000 puesto en la calle. Sin embargo, si un mendocino va hoy a comprar ese auto no lo podrá encontrar en Mendoza. Tanto desde Lorenzo Automotores como de Denver, informaron que “por el momento no hay stock de ese modelo”, aunque aseguran que “comenzarían a llegar algunas unidades en febrero”.

Cabe recordar que el gobierno kirchnerista restringió las importaciones de autos y autopartes, permitiendo al fin de su gestión la compra de sólo U$S 50.000 diarios sin autorización previa para las automotrices. Eso llevó a que cayera la producción de vehículos de todas las marcas. Hoy el escenario es diferente pero la disponibilidad de stock aún no se ha normalizado.

Otros autos «económicos»

No es fácil encontrar autos por debajo de los $ 150.000, pero hay unas pocas excepciones. Una de ellas es el Chery QQ 1,1 Light Security, cuyo precio de lista es de $ 123.649. Sumando los gastos de entrega, el valor puesto en calle alcanzará los $ 143.649. Cabe aclarar, que hace doce meses ese modelo se comercializaba a $ 102.300 (20,86% de suba) más gastos de entrega.

Algo más alto es el precio del Renault Clio Work 1,2 de 16 válvulas. Según la Cámara de Comercio Automotor, su valor inicial es de $ 131.800, pero a la hora de comprarlo se deben gastar unos   $ 151.800. En ese caso se pudo confirmar que sí hay stock disponible, según informaron desde la agencia Mediterráneo. La comparación con el precio de 2015 no es posible porque se trata de una versión nueva en el mercado.

En cuarto lugar aparece el auto que más se vendió en 2015 en el país. Se trata de Volkswagen Gol Trend en su versión 1,6 serie 2015. El precio de lista es bastante más elevado que el de los otros autos mencionados ($ 146.818). Con los $ 20.000 de gastos de entrega, llega a los $ 166.818. En relación al año pasado, presenta un incremento del 25,59% (costaba $ 116.900 en enero de 2015).

En el quinto escalón aparecen varios modelos, pero uno de los más económicos es el Volkswagen UP 1,0 Take Up. Hay otras versiones más caras, pero ésa en particular figura en lista a $ 155.739 y llega a la calle en $ 175.739. En ese caso, la suba interanual alcanza el 27,44%, ya que el precio de lista un año atrás era de $ 122.200.

La inscripción subió 58%

Dentro de los gastos de entrega lo más caro es el patentamiento. El trámite está compuesto por diferentes costos fijos y otros variables.

Entre los gastos fijos se encuentra por ejemplo la certificación de la firma, la cédula verde y los formularios de inscripción. Pero lo que realmente eleva el costo son los gastos que varían según el valor del auto.

Un ejemplo es el impuesto al sello, que justamente el viernes pasado aumentó un 100%. La Ley Impositiva 2016 elevó de 1,5% a 3% la tasa por la inscripción de vehículos 0 km. Por ese cambio, el costo de patentamiento de un 0 km se incrementó un 58,13% en un año.

Otro ejemplo que resulta interesante analizar, es el de la pick up más vendida del país. La Toyota Hilux 4×2 CD SRV 3,0 TDI pagó $ 18.158 de gastos de patente en 2015 y este año pagará $ 26.484. En términos porcentuales la diferencia es del 45,86%, según los datos provistos por el organismo.

Cabe aclarar que si el Gobierno no hubiera elevado la tasas de sellos a la inscripción inicial de los 0 km, los costos de pantentamiento de los casos analizados hubieran aumentado 21,64% y 9,39% respectivamente.

Hacen falta 13 salarios

Comprar un 0 km no es tarea fácil. Para adquirir el auto más barato del mercado se necesitan casi 13 salarios completos.

Según las últimas estadísticas disponibles del Indec, en junio de 2015 un trabajador privado registrado ganaba en promedio $ 10.659 neto en Mendoza. Eso significa que para comprar un Fiat Uno Cargo ($ 136.000 puesto en calle), se necesitan 12,75 salarios completos. Aún se desconocen datos del salario promedio correspondiente a enero de 2016, pero como las paritarias recién están comenzando, se entiende que la diferencia no sería muy grande.

Mayor aún es la exigencia que implica comprar el auto más popular del mercado, el Volkswagen Gol Trend (llegó a las 30.750 unidades vendidas a nivel país en 2015). La versión más económica es el Trend 3 puertas 1,6 Serie 2015. El precio de lista es de $ 146.818 y su valor puesto en calle alcanza los $ 166.818. Por tanto, un trabajador del sector privado mendocino que gana $ 10.659, necesitará 15,65 sueldos para comprarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.