El campeón hizo todo lo posible, pero se quedó afuera

River generó más de doce situaciones pero no pudo con Azcona. El 1-0 a Independiente del Valle no le alcanzó en su afán de defender la corona. Los ecuatorianos enfrentarán a Pumas.

Independiente del Valle eliminó a River, actual campeón de la Copa Libertadores, pese a caer 1-0 en la vuelta de los octavos de final, en un emotivo partido jugado en el estadio Monumental.

Los ecuatorianos del Valle hicieron valer la diferencia lograda como local (2-0) en el primer partido, y aunque fue claramente superado en el segundo duelo por, el Millo sólo pudo anotar un gol, a través de Alario, que no alcanzó para al menos llegar a los penales.

Bajo una nube de niebla provocada por el humo de los fuegos artificiales con los que la hinchada de River recibió a su equipo, Casco desbordó por izquierda, donde encontró terreno para progresar varias veces, y Mayada no llega a empujarla, luego el que no pudo convertir fue D’Alessandro

En pocos minutos, el local supo generar ocasiones, pero empezó a cruzarse con Azcona, la gran figura de la noche. Y el Millo iba, sin perder la calma, prolongó su dominio en la segunda parte, y nuevamente se decantaron las situaciones de peligro para quebrar el cero. Mercado tuvo su oportunidad, con un cabezazo a tres metros del arco que salió apenas alto, Mora tuvo su chance con una chilena que encontró bien parado al arquero.

Si bien no le faltaba profundidad, River ganó más peso en terreno visitante con la entrada de Alario, que enseguida mostró su olfato goleador con un derechazo que salvó el “1”; del tiro de esquina siguiente, estrelló un cabezazo en el travesaño.

El gol de River tardaba demasiado en madurar, aunque se veía venir, primero en un zurdazo a colocar de D’Alessandro que dio en el travesaño y luego en un frentazo de Alonso que Azcona sacó exigido.

La insistencia del local tuvo su escaso premio con el 1-0, que llegó cuando Alario fusiló a Azcona, que dio rebote, y el delantero volvió a rematar. Quedaba tiempo

. Y River fue, pero por su tozudez no encontró premio y chocó una y mil veces contra Azcona, gran héroe de la clasificación del modesto Independiente del Valle, a expensas de un campeón que cayó con la frente el alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.