El consumo de drogas y el delito forman un combo en Fraile Pintado

Jóvenes “infractores de la ley” que ni se encuentran en tratamiento por adicciones y cobra relevancia a la luz del debate sobre la baja de edad imputabilidad penal de los menores en el marco de una nueva ley penal juvenil.

El consumo de drogas psicoactivas y el involucramiento en el delito «más que proceder una de la otra, integran un amplio abanico de prácticas de riesgo que se desarrollan vinculadas a condiciones de vulnerabilidad social», según una reciente investigación del Ministerio de Justicia.

Entre los que cometen delitos y el consumo de drogas, se produce en edades mas tempranas, siendo el promedio de 14 años, mientras que en los que no se involucraron en delitos, la edad sube a 18 años. Según informes delictivos de la Seccional 40 «Cástulo Bracamonte» a cargo del Comisario Inspector Angélica Avalos.

De igual modo, en las semanas anteriores, pasaron en calidad de detenidos en la Seccional 40 «Cástulo Bracamonte» en la ciudad de Fraile Pintado, por consumo del inhalante como el Poxi-rán y consumo de Mariguana, fueron jóvenes tales como: Cristian Cesar F. (18 años), Matías D. (20 años), Marcos Y. (16 años), Arturo C. (25 años), Manuel Joaquim M. (23 años) todos ellos del B° Loteo Municipal; Samuel T. (16 años), Rodrigo Fernando O. (15 años) B° Belgrano; Carlos C. (17 años); Lucas A. (16 años) B° Sagrado Corazón; Enzo Matías P. (17 años) B° San Martín.

De ese modo, asegura la Comisario de la Seccional 40 «Cástulo Bracamonte», Angélica Avalos, que también colaboro la Brigada de Toxicomanía y Narcotráfico de Ledesma, sobre todo para con los mayores de edad ante la posesión y el consumo de drogas y las prácticas delictivas.

Por ello, sostiene la jefa de la comisaria que, «se evidencia el papel fundamental de la escuela como ámbito de prevención de ambas prácticas y principalmente de los padres», del delito y la adicción a las drogas.

Para sorpresa en Fraile Pintado, la enorme mayoría de ciudadanos coincidieron que en la ciudad «Tomatera» se incrementaron los famosos «Motos Chorros», por arrebatar con el factor sorpresa a quienes circulan o bien están distraídos en locales comerciales, tales como en confiterías y son sorprendidos.

Ambas prácticas, el consumo de sustancias psicoactivas y el involucramiento en delitos, más que proceder una de otra, integran un amplio abanico de prácticas de riesgo que se desarrollan a partir de raíces comunes, particularmente vinculadas a las condiciones de vulnerabilidad social, por lo tanto es importante denunciar estos hechos para corregir y que nuestra Policía pueda hacer justicia en Fraile Pintado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.