El cruce de datos descartó a mil postulantes de viviendas.

Se trata de personas que se encontraban inscriptas en más de un programa habitacional y debían necesariamente optar.

El Secretario de Vivienda de la Nación y presidente del Programa ProCreAr, Iván Kerr, elogió la modificación en la forma de entregar las viviendas y la importancia de cruzar los datos de las base de datos para detectar irregularidades.

El gobierno destaca la nueva metodología que se usa para entregar viviendas. PROCREAR, FONAVI, lotes, entre otros son las alternativas por las que los postulantes deben optar.

No se puede ser beneficiario de mas de un programa a la vez.

El pasado jueves 31 de enero se concretó la entrega de 195 viviendas en el barrio patricios de San Pedro. El acto estuvo encabezado por Gerardo Morales y el Ministro del Interior Rogelio Frigerio.

A fines de diciembre el gobierno provincial había prometido entregar 1200 viviendas durante los primeros meses del año. Las 195 casas del barrio Patricios serían de dicha partida.

En este sentido, el Secretario de Vivienda de la Nación y presidente del Programa ProCreAr, Iván Kerr, en su paso por la provincia, remarcó la modificación en la forma de entrega de viviendas y la importancia de cruzar los datos de las base de datos para detectar irregularidades.

Según Kerr, actualmente se cruzan las bases de datos y los institutos tienen que enviar las bases de quiénes va a ser los adjudicatarios.

Esos datos se cruzan para averiguar, por ejemplo, si no fueron beneficiarios del ProCreAr, si no tienen deudas con el Estado, o si ya recibieron  una vivienda social en otro programa.

El funcionario nacional puntualizó que en el instituto hubo mil casos de personas o parejas que ya habían tenido una vivienda con anterioridad, o que tenían deudas con la provincia o con el sistema financiero, o que ya estaban inscriptos en un programa como el ProCreAr. “Al no cruzar la información, se detectaban este tipo de desprolijidades”, resaltó.

Fondo fiduciario

“La meta del déficit cero para este año nos obliga a reinventarnos y ver cómo podemos mantener la inversión en viviendas. Para eso hemos armado un fondo fiduciario que ayer lo expuso el ministro Frigerio. Permite que los fondos del FONAVI (Fondo Nacional de la Vivienda) puedan ponerse en este fondo y apalancar por cuatro la inversión.

El FONAVI es un organismo estatal de la República Argentina que fue creado en 1970 para contrarrestar el déficit habitacional y proveer viviendas económicas para sectores de bajos ingresos de la sociedad. Se compone de complejos de casas o de edificios de departamentos conocidos como monoblocks.

“Estamos viendo si podemos con la provincia celebrar este tipo de esquemas que nos permitiría mantener el nivel de inversión sin aumentar el déficit. El desafío está puesto ahí”, finalizó Kerr.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.