El desgarrador testimonio de la madre de la nena que mató a su hermanito

Roxana dijo que todavía no puede entender lo que sucedió y contó detalles de la salud mental de su hija: un amigo imaginario y actitudes extrañas, comportamientos previos al asesinato del nene de 5 años.

La semana pasada un hecho que sucedió en Arroyo Seco, cerca de Rosario, llevó conmoción a todo el país: una adolescente de 13 años mató a puñaladas a su hermanito de 5.

A solo días de lo sucedido, Roxana, la mamá de ambos, compartió un desgarrador testimonio sobre lo sucedido y los meses previos al espeluznante acontecimiento.

“El nene era un ángel”, expresó antes de romper el llanto en alusión al recuerdo del pequeño. Además, dio detalles de lo que observaba en su hija desde hacía tiempo.

“Empecé a darme cuenta el año pasado en ciertas actitudes y comportamientos. Estaba enojada conmigo o con la familia, no estaba mucho con nosotros y se encerraba en la pieza. Eso me parecía raro”, narró.

“Ella tenía cosas que me contaba y cosas que no. Trataba de que me cuente todo lo posible, pero se callaba mucho”, sumó.

En esa línea, Roxana reveló que hace un tiempo encontró un diario íntimo de su hija, en el que ella decía que se sentía rara y con ganas de matar. “Son cosas muy extrañas. Ella semanas antes me decía que tenía un amigo imaginario que se llamaba Axel. Siempre pensé que ella me lo decía jodiendo”, relató consternada.

“Ella tenía poquitas amigas, es muy tímida, muy cerrada –agregó-. No estaba medicada. Cuando la lleve a neurólogo y psiquiatra la sentaban en una camilla y la veían normal. Ahí terminaba la consulta. Pasé todo el año con la psicóloga, que sabía que ella miraba dibujos de demonios y resurrecciones. La psicóloga nunca me dijo ‘no la dejes mirar eso’”.

Conmoción, dolor y detalles del entramado familiar

“No lo puedo entender hasta el día de hoy”, repitió una y otra vez en la entrevista Roxana, que recordó que el día del asesinato ella fue a la escuela y su hija se quedó jugando con su hermanito menor.

“Les dejé la comida. Como todos los días. No puedo entender que pasó por su cabeza. Quiero que los especialistas la ayuden y me den una respuesta”, manifestó.

“Minutos antes de que yo salga estaban jugando, grabándose y sacándose fotos. Era un día normal. Si yo pensaba que ella pasaba episodios graves obviamente no los iba a dejar solos. Ella tenía contacto con el padre, telefónicamente. El padre del hermano tenía poco contacto con ella” contó sobre la relación de la niña el resto de la familia.

La salud de la menor

“En la noche del hecho mi cuñado fue a acompañarla a ella a Rosario. Cuando se juntaron los médicos ella les dijo que tenía un amigo imaginario, que tuvo dos oportunidades (para matar a su hermano) y él se lo impidió. Ese lunes dijo que su amigo no estaba para decirle que no lo haga”, reveló Roxana para graficar el estado de salud mental de su hija.

También señaló que los medio hermanos “no eran tan apegados” y que “ella decía siempre que no le gustaban los chicos chiquitos”.

La adolescente de 13 años iba al psicólogo todos los miércoles desde hace 5 meses. “Yo la llevaba a la iglesia y ella no quería ir. Yo le decía que iba a hacerle bien porque la veía cerrada, muy encerrada en su pieza”, dijo Roxana.

Por el momento, la Justicia no se comunicó con ella y su hija sigue internada. La van a ver familiares. “Los especialistas me dicen que en cualquier momento me van a llamar para que yo vaya”, comentó.

“Ella está enferma y quiero que la ayuden. Yo la quiero, es mi hija. En algún momento nos vamos a encontrar”, cerró Roxana en diálogo con Cadena 3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.