El juez Bonadio investiga lo secuestrado en los allanamientos

Por otra parte el abogado de Cristina aseguró que en “ninguno de los domicilios hay bóvedas ni documentos ilícitos”.

El juez federal Claudio Bonadio analizaba ayer elementos secuestrados en los allanamientos a las tres propiedades de la expresidenta Cristina Fernández realizados la semana pasada, en el marco de la llamada “causa de los cuadernos”. En los tribunales de Comodoro Py se espera que en los próximos días el juez se expida sobre la situación procesal de los imputados en la causa. La expectativa se centra en la determinación que tomará Bonadio en los próximos días sobre la actual senadora nacional. Se especula que el juez dictará el procesamiento y la prisión preventiva de Cristina Fernández: Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli la acusan de encabezar una asociación ilícita que recaudaba dineros de empresarios contratistas del Estado. La posibilidad de que el Senado vote un eventual desafuero de Cristina, al menos en tribunales, está puesta en duda.

La causa de los cuadernos arrancó su quinta semana no sin polémicas. “Se filtró a la prensa, como es costumbre, datos absolutamente falsos: en ninguno de los domicilios hay bóvedas ni documentos u objetos que puedan tener una procedencia ilícita”, afirmó ayer Carlos Beraldi, uno de los abogados defensores de la expresidenta.

Beraldi ya había denunciado el jueves pasado que el juez Bonadio le impidió asistir al allanamiento del departamento de Cristina Fernández en el barrio porteño de La Recoleta.

El abogado realizó un descargo por medio de la red social Facebook. Allí denunció que, en el caso puntual del allanamiento de la casa en El Calafate, no se preservó “la cadena de custodia de las cosas requisadas” y que a la defensa le resulta imposible saber “si se planta cualquier tipo de prueba falsa”.

Pero Beraldi realizó otra denuncia: dijo que el día después del allanamiento en La Recoleta, hubo tres personas enviadas por Cristina Fernández limpiando y ordenando el departamento requisado.
“Una vez en el interior del deparmento, cuando estaban ordenando la ropa y limpiando los estantes en el vestidor del dormitorio de mi representada, sintieron mareos, fuerte picazón en la garganta y los ojos y dificultades para respirar”, escribió el abogado.

“El domingo 26 de agosto concurrieron a la guardia del Horspital de Clínicas. Luego de efectuarse los controles médicos de rigor, se constató que las dolencias padecidas tienen como origen un tóxico de contacto”, agregó.

El hospital universitario confirmó la atención de las tres personas “con síntomas de irritación en vía aérea superior, piel y mucosas”.

Otro abogado de Cristina Fernández, Gregorio Dalbón, en declaraciones a Radio 10, dijo que no creer “que hayan querido atentar contra la vida de la expresidenta”, pero añadió que “si alguien puso un producto que pueda a dañar en lugares donde habitualmente usados como los cajones donde guarda su ropa, un poquito de maldad hubo”.

Néstor Roncaglia, jefe de la Policía Federal, negó que se haya usado “ningún tipo de químico”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.