El pueblo de Purmamarca rechaza una obra que puede dejar sin agua al pueblo y a productores

El pueblo de Purmamarca está alerta para resistir a un proyecto que consideran un saqueo del agua. “Todo el pueblo está de pie para resistir lo que consideramos un saqueo del agua”, afirmó Laura Vilte.

Muchos notaron cómo se deforestó la ribera de una laguna que es vital para la provisión de agua, y ahora reclaman que se les dé información precisa porque quieren ver si existe algún estudio de impacto ambiental. Además, se quejan de que no se cumplió con la obligación de la consulta previa, que corresponde cuando se afecta a comunidades originarias.

Los pobladores, autoconvocados, emitieron una declaración y enviaron una nota al gobernador Gerardo Morales pidiendo información.

El proyecto data de hace dos o tres años. Su autor es el diputado provincial Humberto López. Se habla de una inversión de 60 millones de pesos, aunque hay quienes afirman que la cifra asciende a 90 millones. Como sea, la información oficial es escasa.

“Nosotros tenemos una napa de agua que viene desde cerca de las salinas, que se llama El Quemado. Los geólogos lo denominan así por el periglaciar de donde viene el agua que provee a la jurisdicción de Purmamarca. El agua de esa napa pasa por el molino de donde se saca el agua potable para el pueblo y desemboca en la laguna que está a la salida del pueblo, en la ruta 9. Esa lagunita tenía pozos importantes de concentración de agua”, explicó Vilte.

A pesar de que ya empezaron los trabajos, no está claro cuál es el fin de la obra. “Ellos dicen que van a captar agua para Tumbaya y Volcán, que van a poner una cisternas con una goma para canalizar el agua de la laguna y llevarla a los pueblos de más abajo, pero nosotros nos hemos comunicado con pobladores de Tumbaya y Volcán y ellos nos han dicho que no les hace falta, porque sus ojos de agua están funcionando bien. Inclusive ahí hay ojos de donde sale más caudal que en el nuestro”, relató Vilte.

“Hay otros rumores, como que se quieren llevar el agua porque les sale más económica, pero esos son rumores, nadie puede explicar la verdadera razón de este acueducto”, agregó.

La preocupación crece porque ya se han secado varios ojos en la zona de Purmamarca. “La gente nuestra, que sabe de aguas, sostiene que al producirse esa canalización va a haber menos agua en el pueblo”, señaló Vilte, y remarcó que actualmente ya tienen problemas de provisión en temporada alta, en el barrio 10 Viviendas, en la parte sur del Chañarcito y en Coquena. “Hay días enteros que esos barrios no tienen agua. Entonces, con esta extracción, se va a complicar la situación porque va a faltar agua en la zona superior del pueblo”, agregó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.