El Tomatero se metio en semifinales y sueña con el Federal B

Defensores de Fraile Pintado recuperando la mística, otra vez protagonista, otra vez el mejor de la Liga Regional. En el trámite de los 90 minutos reglamentarios ambos equipos con el marcador en cero y desde los doce pasos abrochó una clasificación con sabor a hazaña. El próximo fin de semana El Tomatero de Fraile Pintado, viaja para enfrentar a Atlético Chicoana.

Fue empate la semana pasada con el resultado 1 a 1 en el “Ángel Lamas”. Quizás no estaba en los papeles de Sportivo Alberdi que Defensores pudiera ganar, pero ayer el equipo de Pablo Parada demostró que su plantel está para más. 

El Tomatero dominó todo el partido. Como se esperaba, salió decidido a llevarse por delante a El Tigre y lo hizo de cierta manera, porque tuvo mayor posesión de pelota, pero no estaba certero en la puntada final. Atacó y atacó, generó muchas situaciones de peligro por la dos bandas, pero tuvieron que esperar hasta los penales y con esa última tapada del “chino” se dio el marcador en blanco.
La pitada del árbitro sentenció la definición con tiros desde el punto penal. Y otra vez, a suerte a verdad. Shoteadores y arqueros templando el espíritu para no fallar. O rezando como apelando al milagro. Y ahí están los protagonistas y sus sueños y su hambre de gloria.
Arrancó bien para El Tomatero, Pablo Javier Chaile de entrada le dio una cachetada al sueño del Tigre. Como para recordarle aquellas finales de los años 90. Como si: Mingo Ruscitto, Jorge Dorra, Dante Paz y Juan Pablo Peña le hubieran prestado los guantes. Y ya no fue lo mismo, el ánimo decayó, la presión fue doble para los alberdianos.
Un viejo sabio del futbol dijo. “Cuando el arquero te tapa una cantada, se hace enorme y el arco chiquitito” y fue así nomás. La figura del Chino (no le gusta el apodo) se agigantó y con él Defensores. Atajó el tercero y ya fue delirio en las tribunas.
“Defensores” (jugadores – cuerpo técnico – dirigentes – familiares e hinchas) a festejar luego de que cumplió Maigua con su responsabilidad de hacer el cuarto penal y desatar la euforia loca, loca. Hoy seguramente descansan en sus hogares, con sus seres más querido, mañana a seguir trabajando porque esto sigue. Sigue Chicoana que –como Alberdi- ya conoce y sufrió la mística tomatera. Pero los partidos hay que jugarlos.
Defensores xx2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.