Empieza el juicio por el crimen de Florencia Di Marco: su mamá será juzgada por permitir que abusaran de ella

La víctima tenía 12 años y fue violada y estrangulada en San Luis. Su padrastro se suicidó en la cárcel después de ser detenido.

El juicio por el crimen de Florencia Di Marco, la nena de 12 años que fue violada y estrangulada en la provincia de San Luis en 2017, empezará el próximo 8 de abril y una sola persona ocupará el banquillo de los acusados: su mamá.

Lucas Gómez, el padrastro de la víctima, no podrá ser juzgado por el abuso sexual y femicidio de Florencia porque se suicidó en su celda poco después de ser detenido por el hecho. En cambio la madre, Carina Di Marco, enfrentará cargos por “abuso sexual con acceso carnal, en calidad de partícipe necesaria, por omisión”, ya que para la Justicia tenía conocimiento del calvario que sufría su hija y «no hizo nada para rescatarla».

“Me resulta inentendible que la madre, por los signos detectados, no haya sabido de ellos”, dijo la jueza de la causa, Virgina Palacios, cuando procesó a la mujer. Las declaraciones que obtuvieron entonces en la causa fueron determinantes en el mismo sentido. Dos maestras de la nena dijeron que “se conocía abiertamente que Florencia era abusada» pero que cuando citaron a la madre para informárselo la mujer respondió que «su hija era una mentirosa”.

La madre de Gómez también incriminó a la acusada. Sostuvo que tenía una conducta «indiferente» y que como la chica mostraba «comportamientos extraños, de índole sexual» la trataba de «prostituta».

De esta manera, se establecieron como agravantes para Di Marco “ser guardadora, el vínculo y la convivencia preexistente con un menor de 18 años”. De ser encontrada culpable, podría recibir una condena de entre 8 y 20 años de prisión. Según publicó la prensa local, el fiscal del caso solicitó una pena de 17 años y seis meses para la imputada.

Por su parte, la abogada defensora dijo a Radio Popular que su defendida “no tenía conocimiento” de los abusos y que “tampoco tiene responsabilidad en el homicidio”. Al ser consultada sobre el estado actual de Di Marco manifestó que «sufrió mucho por la condena social», que «tiene altibajos» y que no ve a sus hijos, quienes están bajo la custodia de la hermana de Lucas Gómez.

“Hasta el día de hoy no logro entender por qué Gómez tuvo tanta maldad con Florencia, y además se agrava con la coincidencia de que el hecho ocurrió la misma noche que nació su hija. La que Carina tuvo sola sin compañía de nadie en el hospital”.

El crimen de Florencia

Después de 36 horas de búsqueda, el 24 de marzo encontraron el cuerpo de la nena de 12 años debajo de un puente. La denuncia por su desaparición la había hecho entonces su padrastro que, supuestamente, la había ido a buscar a la escuela y no la encontró.

Tenía signos de haber sido brutalmente violada y estrangulada. En su mochila, que quedó abandonada no muy lejos de donde después encontraron su cuerpo, llevaba un diccionario con cuatro palabras subrayadas: «prostitución, palo, lazo y cuñado».

La muerte de Florencia Di Marco reveló día tras día detalles más escalofriantes sobre el infierno que había padecido. Un maltrato y un abuso del que fue víctima en su propia casa, que se cerró con la macabra imagen de la que fueron testigos sus hermanos menores. Lucas Gómez, su padrastro y presunto autor material del asesinato, los había llevado a la escuela con la nena ya muerta en al asiento del acompañante.

Gómez quedó detenido en una cárcel de máxima seguridad y un mes después apareció ahorcado en su celda. El día anterior, le habían extraído sangre para cotejar su perfil genético con el que encontraron en el cuerpo de Florencia y los resultados revelaron que la había violado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.