Empleados municipales de Fraile Pintado fueron despedidos por el Intendente

Tensión en Fraile Pintado, ante el masivo despido de empleados desde el 1° de Agosto. Se trata de trabajadores en su mayoría Jornalizados y Convenios con años de servicios.

Al intendente Omar A. Carrasco, junto con la plata dulce, aparentemente se le acabaron las ideas y la vocación de líder. Ahora que no están Fellner y compañía, que daban dinerillos a diestra y siniestra; de esos que según dicen, que no se rinden cuentan; a Carrasco no se le ocurre mejor idea que dejar gente sin trabajo.

Eso sí, jornalizados y convenios primero. ¿Los intocables? Por lo visto, bien… gracias. Esos que defendieron el modelo los últimos 8 años, no se tocan. Por supuesto son eternos funcionarios y contratados.

Ahora esos convenios y jornalizados, explotados a más no poder desde hace más de 10 años en «Festivales del Tomate, fiestas patronales, corsos, bailes carnestolengos». Esos que «colaboraron» con horas de trabajo, con la venta obligatoria de bonos y lotas hasta de la muy cuestionada fundación «Manos abiertas» y del recuperado Club Defensores (incluso se comentó que se les descontaba cuotas como socios).

Sí, esos que realmente trabajaron se tienen que ir. Empezó el día de la Pachamama con el retiro de tarjetas, 10 primeros, 15 más tarde. Dicen que se llegara entre 80 y 100 despidos.

CULPABLE de la situación: “la nueva administración Morales”. Le retienen 300 mil pesos mensuales (recorte de la coparticipación) y no puede hacer frente al pago de esos agentes.

Lo cierto es que durante 8 años se acostumbró a recibir de Fellner (Ex-Gobernador) esa moneda. Recordamos que desde 2013 el municipio sumó a planta permanente, de manera cuestionada y sin sustento legal ni financiero, 45 personas. Entre las cuales están: Cesar Cuba, Edgar Ibáñez, Cristian Cayo, etc. etc. de los que se dicen que no cumplían con los requisitos para acceder a la administración pública por cuanto fueron Funcionarios (Secretarios, Concejales, Directores). Años más tarde ingresaron Gladys Guerrero entre otros a formar parte de la planta permanente.

Pero esos que transpiraron la camiseta durante 8, 9 y 10 años, deben dejar la Casa del Gran Intendente, quién administra actualmente en su tercer mandato.

GRAVE, de ser verdad el rumor a voces que el Intendente y sus funcionarios instan a los «despedidos» a salir a cortar la Ruta Nac. 34 reclamando por sus puestos de trabajo. Pretende así torcer la mano al Gobierno Provincial para que le envíen fondos.

Aparentemente se les acabaron el brillo de sus luces, porque ni las luces brillan sobre las torres de club tomatero que debía reponerse en este festival 2016.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.