En medio de una discusión , mató a su vecino y a la madre para luego quitarse la vida

Un hombre mató a un joven y a la madre y se suicidó tras una discusión de vecinos por el elevado volumen de la música, en un hecho que conmocionó a la localidad de Luis Guillón, en el partido bonaerense de Esteban Echeverría.

La tragedia se desató el sábado cuando un enfermero de 63 años, llamado Luis Vivaldo, salió de su casa a protestarle a un vecino identificado como Carlos De Petris -de 27 años- que no había podido dormir la siesta porque el joven tenía la música a elevado volumen.

El joven se encontraba lavando una camioneta tipo utilitario cuando fue increpado por el vecino, quien le decía que necesitaba dormir porque luego debía trabajar toda la noche en el hospital local, dado que estaba a cargo de la guardia.

Según indicaron fuentes policiales que trabajaban en la reconstrucción del hecho, Vivaldo y el joven discutieron fuertemente sobre la calle Eduardo Prayones al 400 y el hombre de 63 años ingresó a su casa en estado de ira, agarró un arma de fuego y volvió a salir a la vereda.

Tras intercambiar nuevos insultos, Vivaldo disparó contra el joven que estaba lavando su camioneta; al oír las detonaciones, la madre de la víctima salió de la casa a ver qué ocurría y se encontró con su hijo muerto en el piso.

Segundos después, Vivaldo también abrió fuego contra la mujer, identificada como Graciela De Petris -de 54 años- provocándole la muerte inmediata y tras ese acto, el enfermero decidió poner fin a su propia vida.

De acuerdo a las primeras averiguaciones judiciales, el agresor se suicidó mientras era rodeado por la policía, luego de que un llamado de otro vecino al 911 alertara que se escucharon disparos en la zona.

Daniel, cuñado del homicida, dijo en declaraciones a los medios locales, este domingo que el hombre no había tenido problemas con los vecinos, aunque aseguraba que «si algún día pasaba algo, él no iba a ir a la cárcel, por lo que ya lo venía pensando».

«(El homicida) salió, entró y agarró el arma que tenía guardada en la riñonera. La tenía en una pieza en la que guardaba equipos de radioaficionado. Mi hermana no sabía que él tenía un arma», dijo Daniel a la señal de cable.

Otro joven identificado como Marcos De Petris, hijo de Graciela y hermano del chico acribillado, resultó gravemente herido y fue trasladado al Hospital Santamarina de Monte Grande, donde se encuentra internado.

Los cuerpos de la víctimas fatales y del homicida se encontraban depositados en la morgue judicial hasta el que el juez determine que se los entreguen a sus familiares para ser sepultados en el cementerio local.

«Él siempre decía que si pasaba algo con los vecinos no iba a ir preso», insistió Daniel al explicar los diálogos que Vivaldo tenía con sus familiares respecto a su molestia por la música alta de quienes vivían en casas contiguas a la suya.

El hecho conmocionó a la localidad de Luis Guillón, en el partido bonaerense de Esteban Echeverría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.