“En estos años hicimos más de 80 obras de agua potable, desde redes, plantas de tratamientos, nuevas tomas, pozos; más de 60 obras de cloaca, como la moderna Planta Quebrada 1, Maimará, Tumbaya o la toma de agua en la Quiaca de Mina Yuraj”, dijo.

Recordó que se llevan invertidos 600 millones de pesos en obras, en donde también se incluyeron 550 comunidades que antes no eran atendidas por la anterior empresa. Todo eso se logró dentro de lo que hoy es Agua Potable S.E., demostrando de esta manera lo acertado que fue estatizar nuevamente esta empresa.

“Cada obra inaugurada genera satisfacción, porque queda representado que la política está presente en la transformación en las condiciones de vida de la gente, con una decisión firme de gestionar ante nación pero también de hacer el esfuerzo desde la provincia en beneficio de la comunidad”, manifestó.

“Nos hicimos cargo de la gestión y estamos dando soluciones a la gente con un proyecto que permite saber hacia dónde vamos”, finalizó.