Evo Morales absuelto en caso de tráfico de influencias

El Congreso boliviano absolvió el martel al presidente Evo Morales y la empresa china CAMC de la acusación de tráfico de influencia, involucrando contratos con el gobierno, pero mantuvo la acusación de enriquecimiento ilícito y tráfico de influencia contra la ex novia del presidente Gabriela Zapata.

Zapata, madre de un supuesto hijo de Morales – fue gerente comercial de la CAMC, para la cual obtuvo contratos millonarios con el Estado boliviano.
De acuerdo con el informe aprobado por el Congreso, «todos los procesos de contratación incluyendo la empresa CAMC fueron desarrollados dentro de la legalidad».

Zapata, 28 años y en la prisión desde febrero, permanece como la única acusada por este caso que involucra Morales, en el poder en Bolivia hace diez años.

La decisión del Congreso, dominado por los gubernistas, se llevó a cabo un día después del presidente dar por «cerrado» el caso de la paternidad del hijo de Zapata.

La denuncia sobre el hijo de Morales surgió poco antes del referendo del 21 de febrero sobre un cuarto mandato consecutivo para el presidente, que no fue aprobado.

En cuanto Zapata y sus abogados insisten en que el hijo de Morales existe, el gobierno afirma que no hay pruebas de su existencia y que la mujer presentó otro niño a la Justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.