Ex funcionarios «K» involucrados por empresario de medios

Mariano Martínez Rojas aseguró que su trabajo era “legal”, y aclaró que no “necesita” la figura de arrepentido.

El empresario Mariano Martínez Rojas se defendió de la acusaciones en su contra en la causa vinculada con la denominada “mafia de los contenedores”, al asegurar que su trabajo era “legal”, y aclaró no “necesita” la figura de arrepentido.

“Mi rol siempre fue de empleado para distintas personas de distinta índole del sector privado y vinculados al anterior gobierno”, declaró Martínez Rojas, y denunció que el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray se encargaba de “bajar las alertas” que deben emitir los bancos por transferencias internacionales sospechosas.

Además, en diálogo con Continental, dijo que el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno “se encargaba de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI)” y que su esposa, la escribana Marta Cascales, recibía las liquidaciones semanales.

Martínez Rojas, lanzó acusaciones diversas por lavado de dinero y otros delitos, incluso contra la ex presidenta Cristina Fernández, dijo que la causa es “una cama” y aclaró que “no necesita la figura de arrepentido” y que no va volver al país porque “no quiero que me maten”.

“Yo trabajaba para cierta gente y era legal, la documentación no era trucha, la plata no la manejaba yo”, agregó.

Martínez Rojas está acusado de ser parte de una asociación ilícita que habría actuado en forma coordinada, mediante la creación de personas jurídicas -SA y SRL- previamente constituidas o adquiridas, con la finalidad de cometer delitos indeterminados, desde el mes de enero de 2012.

Mientras, el abogado de Martínez Rojas, Alejandro Sánchez Kalbermatten, insistió con que su cliente tiene “valijas gigantescas” con pruebas para presentar en la causa de los contenedores, y advirtió que “muchos van a quedar mirando el norte”.

El letrado añadió que la imputación de lavado de dinero y la orden de captura son una “persecución” judicial y reclamó a la Justicia que “busque” al empresario Sergio Szpolski, a quien calificó como “delincuente” y de quien su cliente fue “víctima” cuando le compró el diario Tiempo Argentino y radio América.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.