Francisco llega a Fátima, Portugal para canonizar a los dos pastorcitos

En el sitio donde, según la tradición, la Virgen se les apareció a Francisco (entonces de 9 años) y Jacinta Marto (de 6), el Papa consagrará a los santos más jóvenes en 2.000 años de cristianismo.

El papa Francisco llegará hoy a Portugal “como peregrino” para conmemorar los 100 años de apariciones de la Virgen de Fátima y canonizar a dos de los pastorcitos a los que se les apareció la imagen mariana en 1917. 

“Vivo una feliz expectativa por nuestro encuentro en la casa de la Madre”, dijo el Pontífice en un videomensaje enviado al pueblo portugués divulgado la noche del miércoles, en el que lamentó no poder visitar el resto del país y agradeció a las autoridades por haber “acogido mi decisión de limitar la visita a los momentos y eventos propios de la peregrinación al Santuario de Fátima”.

Francisco estará menos de 24 horas en el país, al que llegará tras tres horas de vuelo hoy a las 16.20 locales (12.20 de Argentina), para una jornada doble a la que su vocero Greg Burke definió como “más una peregrinación que un viaje apostólico”.

En la visita, cuyo lema es “Con María peregrino en la esperanza y la paz”, Francisco recordará el 50 aniversario de la ida de Pablo VI el 13 de mayo de 1967, dará 4 discursos, todos en portugués, repitiendo la experiencia de su primera salida como Papa de Italia a Brasil en 2013.

En un país en el que más del 80% de la población es católica, Francisco será recibido en el Santuario de Fátima por un rosario de 540 kilos y 26 metros de altura creado por la artista portuguesa Joana Vasconcelos. Jorge Bergoglio se convertirá así en el cuarto pontífice que visita Portugal, tras Pablo VI (1967), Juan Pablo II (1982, 1991 y 2000) y Benedicto XVI (2010).

El país luso entrará además en la selecta lista de naciones que recibieron la visita de los últimos cuatro Pontífices que salieron de Roma, junto a Jordania, Israel, EEUU y Turquía.

El motivo central de la peregrinación papal es la visita al santuario mariano que recuerda cómo los hermanos Francisco y Jacinta Marto fueron testigos de las apariciones de la Virgen María en el barrio Cova da Iría entre mayo y octubre de 1917, cuando tenían 9 y 6 años respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.